Comunicados
Typography

La declaración del grupo de Lima del 4 de enero de 2019 reafirma las posturas de algunos gobiernos empeñados en atizar la desestabilización de la república Bolivariana de Venezuela y generar nuevos momentos de crisis en la región.



Con la excepción del gobierno de México, integrante de ese grupo, quien se separa de los llamados al rompimiento de las relaciones diplomáticas, a la intensificación del bloqueo económico financiero y al veto a los funcionarios venezolanos para sus actividades internacionales, esta reafirmación es una alerta a las fuerzas democráticas del continente para actuar decididamente frente a tales propósitos.

El Partido Comunista Colombiano, fiel a su tradición internacionalista y a la concepción patriótica bolivarista, que es parte inseparable de la tradición del pueblo colombiano, hace un llamado vehemente al conjunto de las fuerzas populares, al movimiento obrero y sindical en su conjunto, a los universitarios y al portentoso movimiento juvenil de UNEES, para unir fuerzas, concretar acciones dirigidas a impedir nuevos pasos agresivos y exigir de las autoridades colombianas, en particular de la Cancillería, el respeto por el principio constitucional de no intervención.

Indigna que, con estas posturas extremistas, el gobierno de Duque siga tendiendo una cortina de humo sobre la corrupción de Odebrecht, la implicación del Fiscal General en este escándalo y sobre todo, el baño de sangre y dolor que afecta a todo el movimiento popular colombiano con los crímenes sistemáticos, favorecidos por la impunidad y la cohabitación con el terrorismo de Estado.

Llamamos a precisar acciones conjuntas por la no intervención, por el respeto al derecho del pueblo venezolano de su autodeterminación plena y el respeto a la institucionalidad revolucionaria bolivariana, vigente y legitima, el 10 de enero en los puntos e iniciativas que precisen de común acuerdo.

La solidaridad patriótica, Bolivarista y Latinoamericana es un deber de esta hora.

Partido Comunista Colombiano
Comité Central

Bogotá, enero 5 de 2019