Comitè Ejecutivo
Tipografía

El descarado intento del gobierno saliente de Honduras para perpetuarse a través de un fraude electoral con todos los ingredientes de un auténtico golpe a la voluntad del pueblo hondureño, ha chocado con la tenacidad de las fuerzas democráticas del pueblo trabajador que se ha volcado a las calles y enfrentado a la violenta represión militarista. Sectores policiales del aparato represivo se han negado a enfrentarse al pueblo.



En contraste con la resistencia heroica del pueblo hondureño hay que destacar el silencio cómplice de los grandes medios de comunicación que despotrican contra la demoracia bolivariana de Venezuela pero ahora embellecen el régimen surgido del golpe militar que derrocó al presidente Manuel Zelaya. Algo vergonzoso y estremecedor lo representa el papel de la Organización de Estado Americanos-OEA en cabeza del señor Luis Almargo, verdadero esbirro al servicio de los intereses norteamericanos. La presión de la OEA para apuntalar y pretender dar legitimad a un golpe de Estado es el ejemplo más vivo de la injerencia imperialista y la complicidad de las fuerzas de derecha en distintos países de América Latina.

El Partido Comunista Colombiano denuncia este grave atentado a la decisión mayoritaria del electorado hondureño que está reclamando la victoria de una oposición democrática que reivindica además el repudio a la injerencia exterior en su interés de imponerle al país un gobierno espurio. Llama a la solidaridad con el pueblo hondureño y rechaza el papel de la OEA que funge una vez más como el ministerio de los golpes de Estado patrocinados por Washington. Exige del gobierno colombiano un pronunciamiento en el sentido del respeto a la voluntad popular y el cese del intervencionismo en favor del fraude por parte de la OEA.

Partido Comunista Colombiano
Comité Ejecutivo

Bogotá, DC, diciembre 5 de 2017