Jueves, 30 Octubre 2014 |

Lee aquí el periódico:

Campesino asesinado por la policía en Castilla, Tolima

“La policía nos está disparando, un árbol nos protege, las balas están impactando el árbol, tenemos miedo”, relató un campesino a la emisora la F.M. mientras participábamos ayer en un debate sobre la importancia y dinámica del paro nacional agropecuario y popular que se viene desarrollando en Colombia.

 


La llamada se cortó. Después vino el saldo trágico: Un campesino del municipio de Ataco asesinado, Jeiner Mosquera, al recibir un impacto de bala, al parecer de pistola en la cabeza, prácticamente a sangre fría a manos de la policía, 24 heridos, dos de suma gravedad, los que se debaten entre la vida y la muerte, doce detenidos, toda la comida incinerada, 22 celulares hurtados, dos computadores dañados, un megáfono destruido, una planta eléctrica arrasada en este corregimiento perteneciente al municipio de Coyaima, Tolima. La policía está atacando a los campesinos a punta de bala, señalan los campesinos ubicados en el sur del Tolima. “Unos policías se pusieron de civil, se metieron a las casas y comenzaron a disparar para dar a entender que los campesinos estaban armados y pretender justificar así el crimen del campesino”, señala labriego. Después de las  nueve de la noche la policía se retiró diciendo en voz alta: “Hijueputas: esperen que esta noche les mandamos a los paramilitares”, señala otro campesino que permanece en la zona.  

 
Una comisión de derechos humanos hacía ingentes esfuerzos para que los policías permitieran recoger el cadáver y prestar los primeros auxilios a los heridos. La indignación campesina, estudiantil y popular se sintió en todo el departamento.

 
Estudiantes universitarios indignados se lanzaron nuevamente a la calle a protestar y fueron recibidos con gases lacrimógenos y balas de aturdimiento. La fuerza pública una vez más no respetó el derecho constitucional a la protesta. Los estudiantes reaccionaron e incineraron dos centros de atención inmediata, CAI, en la ciudad de Ibagué. Uno ubicado en la cercanía al estadio Manuel Murillo Toro, sobre la calle 37 con carrera 4ª y el otro cerca de las piscinas olímpicas, sobre la calle 42 con carrera 5ª.

 
Estos hechos ocurrieron después de las cinco de la tarde. En horas de la mañana, se realizó una imponente y florida marcha por las principales calles de la ciudad musical de Colombia. Campesinos, estudiantes, trabajadores de la salud, docentes, ambientalistas y comunidad en general participaron de la movilización que culminó en el parque Manuel Murillo Toro, donde distintos oradores coincidieron en destacar la justa lucha de los campesinos y la necesidad de apoyar una mesa de negociación unificada y no sectorial y por las alturas.

 
Intervenciones

 
Pedro Antonio Varón Gutiérrez, presidente regional CUT: “Hoy el gobierno pretende dividir el movimiento citando una mesa donde están algunos sectores productivos, mesa que no descalificamos, pero queremos notificar al gobierno que no es la mesa de negociación que el movimiento campesino en más de 20 departamentos unificados no van a permitir que se les engañe y se burle sus justas aspiraciones”.

 
“Además del respeto a la protesta social, estamos exigiendo la convocatoria inmediata de una mesa de interlocución y acuerdo que recoja a los legítimos representantes campesinos de los pequeños y medianos agricultores que hoy ocupan las carreteras del país, que se han visto obligados a concentrarse a la orilla de las vías o en las plazas municipales de los distintos municipios de este departamento y de otros. Notificamos al gobierno nacional que el paro en el sector educativo es inminente. De igual manera, los estudiantes aspiran a que se tenga en cuenta el proyecto de ley de reforma universitaria construido desde la MANE, consultado con las diferentes universidades del país y que frena la privatización de la educación en Colombia”.

 
Edgar Sánchez Cortés, dirigente departamental de la protesta: “La movilización presentada en Ibagué se constituyó en una respuesta política y organizada de todos los sectores del Tolima, de conformidad con la convocatoria nacional al paro agropecuario y popular”.

 
“La respuesta del campesinado tolimense se presentó al unísono a lo largo y ancho del departamento, se vieron movilizaciones masivas en varios sitios del Tolima. Especialmente en el corregimiento de Coello Cocora, el municipio de Cajamarca y por supuesto Castilla en el municipio de Coyaima. Lo negativo: volvió a brillar la represión de la fuerza pública en esta adolorida patria. Detuvieron once compañeros campesinos en Cajamarca, diez en Coello, entre ellos tres menores de edad, seis heridos, doce más detenidos y tres muertos en Castilla”.

 
“A pesar de la represión el paro continúa con más fuerza e indefinidamente. Nos damos cuenta que entre más días, más sectores se suman a la protesta, en defensa de esta noble causa de los excluidos”.

 
Sobre la alocución presidencial, contestó: “Es el discurso de doble faz, el discurso de tratar de dividir la protesta social en el país, pero ya el pueblo, especialmente los sectores marginados ya no le comemos cuento a eso”.

 
Nicolás Molina, estudiante de la universidad del Tolima: “La gente se está movilizando en todo el país por la defensa de la educación pública; se hace necesario cada vez tomar más conciencia social para apoyar la iniciativa universitaria. Necesitamos que salga más gente a exigir sus derechos. La movilización hoy estuvo muy buena, me gustó los estudiantes apoyando el paro agrario y popular. Excelente. Esa lucha nos concierne a todos y todas; necesitamos que los campesinos sigan produciendo sus productos”.

 
Danilo López Carrero, miembro del sindicato de trabajadores agrícolas del Tolima, SINTRAGRITOL: “Necesitamos que la humanidad en Colombia sea feliz como debe ser, lo que tanto hemos soñado, ya que esta burguesía atravesada, irracional y vende patria, no ha permitido que el pueblo colombiano sea feliz. Aunque tenemos el país más rico del mundo, tenemos que recuperar nuestra dignidad y nosotros definir cómo queremos desarrollar este hermoso país”.  

 
“Saludamos a todos los campesinos que en los distintos sitios del Tolima resisten heroicamente el embate de este régimen inhumano, asesino y criminal, traidor y vende patria, que no quiere crear condiciones concretas para construir la paz y resolver los inmensos problemas que tiene el país”.

 
“Este régimen antidemocrático se ha quedado en el tiempo y piensa que estamos treinta años atrás cuando se asesinaban los grandes dirigentes; hoy el pueblo viene tomando conciencia de que nos tenemos que unir bajo una sola bandera para entender con claridad la lucha de clases. Ahora es la clase pobre y explotada de esta patria, que es la que produce la riqueza, la que nos estamos uniendo en todo el país. Lo que vemos hoy es una demostración de eso. Nos estamos uniendo contra la clase explotadora, falsa defensora de nuestra patria, aliada al régimen del imperialismo norteamericano. Lo único que ha hecho es permitir la instalación de nueve bases norteamericanas para intimidarnos y amenazar los procesos que se vienen dando en América Latina”.

 
Estudiante femenina de la universidad del Tolima: “Estamos en la calle con el fin de decirle a Juan Manuel Santos que no estamos dispuestos a que regale nuestro país y que acabe con la agricultura colombiana. Salimos a protestar por la vía civilista y democrática con la esperanza de conquistar nuestros derechos. Los estudiantes respaldamos el paro nacional agropecuario”.

 
“También queremos decir que la mesa amplia nacional estudiantil sancionó ayer (antier) su proyecto de ley alternativa y vamos a defender esa iniciativa en la calle con la movilización porque el gobierno debe saber que protestamos pero también tenemos propuestas y las vamos a defender con la movilización popular y unitaria”.

 
“No más universidades privatizadas, no más universidades que tienen que subir matrículas para conseguir recursos y subsistir; queremos que sea la comunidad universitaria sea la que defina el rumbo de la educación universitaria en Colombia, que seamos los colombianos los que definamos qué se estudia y cómo se estudia. Exigir la financiación total de la educación en Colombia”.

 
Nelsy Gómez Oliveros, presidenta de ANTHOC seccional Tolima: “Presidente Santos: Cuando el pueblo sale a las calles es porque está reclamando sus derechos sociales. En el día de hoy, hemos demostrado que estamos vivos, que estamos unidos, que somos pueblo y por ser pueblo, exigimos nuestros derechos”.

 
“La salud, la educación, el medio ambiente, el trabajo, la dignidad como pueblo colombiano hoy estamos aquí en las calles presentes. No más atropellos. No más violencia. No más guerra. Necesitamos que al pueblo se le escuche. No estamos mendigando, no estamos pidiendo clemencia. Al contrario, hoy el pueblo colombiano demostramos que tenemos sangre que llevamos en nuestras venas y estamos dispuestos a la lucha, incluso, al sacrifico”.

 
“Los conflictos, presidente Santos, no se resuelven con las armas, no se solucionan golpeando al pueblo a los campesinos, a los indígenas, solucionan con decisiones políticas de fondo. No más hambre. No más miseria. No más persecución al campesino. Si no fuera por el campesino, ninguno en la ciudad podía vivir”.


Por: El Colombiano
Publicación: Jueves, 30 Octubre 2014 05:25

En la audiencia que se realizó  en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, el estado colombiano estuvo en el banquillo. Diferentes organizaciones sociales denunciaron cómo el gobierno para imponer sus megaproyectos mineros y energéticos ha desplazado a miles de campesinos e indígenas de sus territorios.

 

Por: Raúl Ramírez
Publicación: Jueves, 30 Octubre 2014 05:00