ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici brazzers bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Atlántico
Typography

Jaime Pumarejo ha sido un alcalde de ocurrencias y bandazos que no ha sabido tramitar la crisis del Covid-19 en Barranquilla; sin embargo, el poderoso aparato de propaganda a su servicio insiste en que gobierne para el show y las encuestas, de espaldas a la ciudad.



Pretender gobernar a través de decretos y multas es la muestra suprema de ineptitud e improvisación, sobre todo si esas medidas son confusas, se contradicen entre sí y demuestran una severa desconexión con la ciudad que se gobierna.

Jaime Pumarejo, el alcalde de Barranquilla, ha hecho todo lo anterior y deja ver que solo es un novato en apuros. No tiene ni idea ni talante de alcalde, le falta gobernanza, le falta corazón y le falta equipo. Pero no es su culpa, al fin y al cabo, él se ganó la alcaldía de Barranquilla en una rifa.

Ahora todos pagamos las consecuencias, con el agravante de que todo eso queda en evidencia en medio de la pandemia mortal del Covid-19, lo que se traduce en que cada improvisación del alcalde podría infectar e incluso matar a barranquilleros de cualquier estrato socioeconómico.

Cuando surgieron las críticas por los pocos y pírricos mercados que entregó a algunas familias, desde la alcaldía se inventaron como excusa que Pumarejo haría las entregas de mercados en tres partes, y que por eso parecía tan poquito la entrega inicial.

Sin embargo, hasta ahora no conozco de familias a las que les haya llegado la segunda y tercera parte del mercado, y sí está claro que dividiendo en tres el mercado se multiplica por tres el riesgo de contagio y por tres el contrato de logística para entregarlos. En resumen, más Covid-19 para los pobres y más plata para los contratistas de la alcaldía.

Otro caso de improvisación fue el decreto que endureció el confinamiento de los barranquilleros que incluía medidas que impedían el funcionamiento de tiendas, abastos y supermercados, lo que originó el cierre de la cadena de negocios completa, con el agravante de un pico y cédula absurdo, confuso y mal informado.

El resultado fue que no solo debió expedirse otro decreto que cambió el pico y cédula, creando más confusión, sino que los alimentos en el mercado se perdieron y los pequeños comerciantes de tomate o pescado sufrieron pérdidas catastróficas, en cambio, y tal y como lo demostraron usuarios de redes sociales, las Supertiendas Olímpica (de propiedad de la familia Char, jefes políticos de Pumarejo), sí seguían funcionando presuntamente en contravía de las medidas del alcalde sin que hasta ahora se conozca sanción alguna.

Pumarejo ha intentado culpar a los barranquilleros por su propio fracaso en el manejo de la pandemia. Como un papá regañón, habló de indisciplina social desconociendo la realidad fáctica de la ciudad, sin entender que los barranquilleros están entre el hambre y el Covid-19.

No entiendo cómo Pumarejo o alguno de su grupo político puede hablar de indisciplina social cuando en los últimos 12 años en la ciudad no se ha invertido un solo peso en cultura ciudadana o educación más allá del ladrillo, se abandonó al ser humano en su dimensión social y espiritual y éstas son las consecuencias.

Lo más grotesco es que desde las emisoras de propiedad de los jefes políticos de Pumarejo se promueve el espantajopismo, la chabacanería y la vulgaridad como nuevo referente del barranquillero, olvidando por completo la esencia del barranquillero de verdad.

¿Qué autoridad moral tiene Pumarejo para hablar de indisciplina social si él ha sido partícipe de ese deterioro?

Basta recordar la reciente pelea en vivo de dos personajes en una emisora de esa cadena radial, en la que incluso uno de los participantes se retiró vociferando que él "no trabajaba para Pumarejo". Por algo lo habrá dicho.

¿Qué Proponemos?

Nosotros proponemos redireccionar los recursos que están comprometidos para pagarse a las concesiones este semestre a un fondo de urgencia social para atender aspectos como pago de servicios públicos de los estratos más bajos, distribuir mercados de verdad cada mes, y concurrir en el pago de matrículas para estudiantes de la Universidad del Atlántico residentes en la ciudad en asocio con la Gobernación.

En el marco de la urgencia social y económica decretada en el país, acudiendo a la protección del bien jurídico superior como lo es la vida en conexidad con la salud, y contando con los concesionarios mismos, tomaría los recursos que entre mayo y diciembre de 2020 se pagan a las concesiones para financiar dicho fondo, lo cual permitiría tener recursos disponibles para enfocarse en lo fundamental.

Adicionalmente, cambiaría el enfoque de solo cemento que ha imperado en nuestra ciudad en las administraciones de la casa Char, por lo cual el Plan de Desarrollo lo enfocaría hacia seguridad alimentaria, inclusión social y educación, deporte y cultura como base para la transformación.

Es decir, destinaría los recursos que hoy están proyectados "al debe" para financiar contratos de unos cuantos empresarios, hacia la reconstrucción del barranquillero como ser humano, para que la próxima pandemia no nos coja con hambre e incultura ciudadana.

El Estado de Opinión

El bien pagado aparato de propaganda de los Char y ahora de Pumarejo intentará sustentarlo a como dé lugar. Recordemos que en el pasado reciente se ha pagado con nuestros impuestos una robusta estrategia de medios que incluye mermelada publicitaria para periodistas, opinadores y hasta ejércitos de "troles" en redes sociales, al mejor estilo del Estado de Opinión que impuso Uribe en la época de los Falsos Positivos.

Los Char, aliados del uribismo, reforzarán esa estrategia para lograr el unanimismo, acallando las voces de quienes nos atrevemos a pensar distinto a punta de insultos y ataques en redes sociales y medios de comunicación fletados para tal fin.

 

Lograrán que Pumarejo gobierne para las encuestas, no para la realidad, no para la ciudad, no para los barranquilleros. Sin embargo, ni siquiera ese efecto teflón tapará el desastre.

Cuando el barco no se pueda mantener a flote, los Char fingirán una ruptura con Pumarejo. Es apenas lógico que hagan eso para mantener las aspiraciones de Alex Char, quien ya no puede cargar con más escándalos teniendo en cuenta que ya ha estado involucrado en la Ñeñe Política, ha sido nombrado en los sobornos de Odebrecht, defendió con todo a la prófuga Oneida Pinto, nunca ha aclarado su relación con el desfalco de la Triple A en el caso Lezo, tiene el elefante blanco del mega tanque de 7 de Abril, en fin, ya Alex Char tiene su propio oso (Yogui) para cargar con el oso de Pumarejo también.

Por el contrario, Char aprovechó la pandemia para practicar la "filantropía autocomplaciente" de la que hablaba Engels regalando unos mercaditos en los que se invirtió más en publicidad que en los alimentos mismos.

Lo peor es que las cosas no terminarán aquí, porque Pumarejo seguirá siendo un alcalde de ocurrencias, de bandazos, mientras los barranquilleros llevaremos del bulto en medio de una crisis que requiere grandeza, inteligencia, corazón y experiencia. Jaime Pumarejo, el alcalde de Barranquilla, así como dirá una cosa dirá otra, y habrá cosas que ni qué, como la Chimoltrufia.

 17 de mayo de 2020

(*) Líder social y político del Atlántico.

Adendum:
Felipe A. Priast el 19 de mayo denunció la existencia de un “Cartel del Covid” en curramba (Barranquilla).

Al respecto María Fernanda Figueroa denuncia (ver video) que su abuelo fue ingresado a la Clínica General del Norte en Barranquilla por un cuadro de infección urinaria y sin embargo, fue hospitalizado por ser posible cuadro de Covid-19 positivo aunque no presentó ninguna sintomatología. Según ella: “Lo quieren hacer pasar como un paciente Covid-19 para cobrarle el muerto al Estado por el coronavirus”.

Felipe Priast escribió:

“Cuando ya creíamos que lo habíamos visto todo en corrupción, aparece en Barranquilla la última invención de la Casa Char, según me cuentan mis fuentes en Curramba: El cartel del COVID.

“Según entiendo, un enfermo que fallece de COVID-19 cuesta como $18-20 millones, pero dizque la Alcaldía de Barranquilla lo está pagando como a $60 millones, y los $40 millones de diferencia se los están repartiendo entre los involucrados en el chancuco.

“Y no solo eso. Como ahora un enfermo de COVID-19 paga muy bien, cualquier vaina la están volviendo COVID-19 sea o no sea COVID-19, y dizque andan “matando” gente para cobrar el billete, según me cuentan. Una pobre vieja de Santo Tomás dizque fue ingresada a la Clínica General del Norte de Barranquilla con la cadera rota, y a los 26 días salió muerta y cremada con el certificado de defunción diciendo como causa del fallecimiento “COVID-19”

“¿Es esto cierto, señores de la Clínica General del Norte? (…)

“¿En donde está El Heraldo o Semana para que investiguen estas denuncias de falsos positivos en la salud en Barranquilla? ¿Será que si se atreven a irse contra la Casa Char esta vez? (…)

“De la mano de los Char, la infamia se está tomando a Barranquilla, pero en Curramba no dejan de aplaudir todo lo que hacen Alex o “La Tullida”, ¿quién entiende?

“De pronto los barranquilleros requieren que el Cartel del COVID les maté un abuelo para que abran los ojos…”

Gráfica.- Jaime Pumarejo.Alcalde de esta ciudad. Foto: W Radio

Video relacionado:
Denuncia ciudadana
https://www.youtube.com/watch?v=s8Ot0LZCKyk

Fuentes:
http://tejiendoterritorios.co/component/content/article/48-opinion/229-un-novato-en-apuros-por-maximo-noriega-rodriguez?Itemid=101
http://thecartagenapost.com/el-cartel-del-covid-en-barranquilla/