Bolívar
Typography

A las 6 de la tarde de este 13 de noviembre, en la sede de la Unión Sindical Obrera USO-Cartagena, tendrá lugar una amplia convocatoria de asamblea popular, para preparar la gran marcha del próximo jueves 15, en rechazo de las lesivas y dictatoriales medidas del gobierno de Duque y de la represión declarada del alcalde encargado de Cartagena, Pedrito Pereira, contra estudiantes y fuerzas populares, como sucedió la noche del 31 de octubre en el centro de la ciudad.



Las fuerzas cívicas, sindicales, estudiantiles, movimientos campesinos de Bolívar, defensores de Derechos Humanos, indigenistas, afrodescendientes, profesores, maestros, gremios de la comunicación social, madres comunitarias, economía informal, obreros de la construcción, independientes del trabajo cultural del departamento de Bolívar, pescadores artesanales, Partido Comunista, UP y JUCO, están movilizados alrededor del Comando Departamental Unitario que integran la CUT-CTC-CGT, informó en una declaración el dirigente Gil Falcón Prasca.

En ese mismo comando unitario de Cartagena y Bolívar están agrupados los pensionados, del sector oficial y privado, que se encuentran en estado de alerta ante el proyecto del gobierno de darle un zarpazo a las pensiones, todo esto con la ayuda de senadores corruptos que obedecen al uribismo y sus intereses de desmontar las cortes y crear una justicia y un sistema electoral que facilite el regreso de Uribe a la presidencia y cierre el paso a un gobierno de verdaderos propósitos sociales, democrático y anti oligárquico.

El frente comunitario de los barrios populares también se moviliza para la lucha contra la clase política corrupta que ha secuestrado toda la administración de Cartagena, epicentro de la burocracia conservadora y del clan de los García, que maneja a su antojo el presupuesto distrital.

Las madres comunitarias se unen a esta nueva marcha, junto al magisterio de las escuelas de primaria, a la que están asistiendo niños con hambre ya que el programa de alimentación está en un grave déficit, mal administrado y en poder de una pandilla de contratistas que a nadie rinden cuentas.

Falcón denunció que hay un ambiente de represión en Cartagena y que por esa razón, el Comando Departamental Unitario, ha dirigido al gobierno nacional, Defensoría del pueblo, procuraduría, organizaciones como la OIT, al CIDH copias de la convocatoria pacífica de la clase obrera, estudiantil, campesinos, pensionados y ciudadanía que sufre los embates de una dictadura bajo el mando de un títere inepto e incapaz.

Considera el movimiento popular de Cartagena que toda la reforma tributaria es un asalto contra los menguados ingresos del pueblo trabajador y que la lucha de denuncia no se detendrá por la amenaza de alcaldes y comandantes de la policía con las agresiones del ESMAD que causan horror ante la comunidad y la prensa internacional.

Esta nueva movilización popular es un paso más hacia un Paro Cívico Nacional, contra un gobierno que en cuestión de tres meses, alcanza los más altos índices de impopularidad en el pueblo colombiano, declaró el Comando Unitario.

Un movimiento regional unitario avanza hacia una nueva protesta. Foto Gil Falcón Prasca, Comando CUT-CTC-CGT.