Bolívar
Typography

La primera sorpresa fue su hospitalización. El colectivo del partido no sabía de las dolencias físicas de Alexis, generalmente una persona que no se quejaba de nada como no fuera de las injusticias sociales contra el pueblo cartagenero de donde fue sacando su figura de líder comunista para el frente de vivienda social.



Sólo un pequeño círculo familiar sabía de las dolencias de Alexis.

Como todo buen bromista Alexis se salía de casillas con facilidad pero pronto volvía a ser el niño que todos llevamos por dentro. La segunda y más terrible sorpresa fue la de su muerte ocurrida en días tan luminosos y sensibles. Navegara ahora en el mar profundo del recuerdo de una militancia que no lo olvida.