Caldas
Typography

Caldas vivió otro día violento. A los asesinatos ocurridos en la noche del domingo 2 de febrero, donde mataron a un sujeto y a una mujer en hechos aislados, se suman dos crímenes en límites entre San Juan de Marmato y Caracolí (Supía). Finalmente se estableció que fue en este último municipio.



Las personas que por allí cruzaban se encontraron a eso de las 5:30 de la tarde con los cadáveres de dos mineros: Jesús Eliécer Gañán Gañán y Felipe Deigober Gañán, padre e hijo, con heridas en diferentes partes del cuerpo. Uno estaba casi encima del otro. Al parecer les dispararon con una 9 milímetros. Las víctimas se movilizaban en una moto por esta vía que une a Marmato y Supía. Vivían en el sector de San Francisco.

Eran comuneros de la parcialidad indígena de Cauroma de Supía.

Hasta anoche no se habían pronunciado sus líderes, pero por un grupo de Whatsapp exigieron justicia y se lamentaron de que han perdido a tres de sus integrantes recientemente.

Gráfica.- Jesús Eliécer Gañán Gañán, padre, y Felipe Deigober Gañán, hijo. Foto: La Patria

La Patria