Cauca
Typography

El comité de Derechos Humanos de la Asociación campesina de trabajadores de Argelia (ASCAMTA), denuncia públicamente que el grupo armado ilegal denominado Carlos Patiño ha venido amenazando, amedrentando, asesinando líderes sociales y sus hijos.



El pasado 10 de agosto ingresaron a las 3:00 am al corregimiento del Plateado, pasaron casa por casa obligando a las personas a salir a una reunión, tumbaron puertas a tiros, exponiendo la vida de las personas, saquearon y robaron dos viviendas.

A las 7:30 am se instalaron en el parque central y realizaron una reunión masiva en la que amenazaron de muerte directamente a las personas en proceso de reincorporación y los líderes de la asociación campesina ASCAMTA.

En esta reunión el grupo armado dijo públicamente que la organización campesina ASCAMTA está asesinando y amenazando personas cercanas a ellos, argumento que no tiene ningún sustento más que señalar, desprestigiar y justificar sus amenazas y actuar en contra de una organización social que durante años ha luchado por los derechos del campesino y por la PAZ.

En el momento de la reunión, la fuerza pública hizo sobre vuelos con aviones y helicópteros, enterándose de lo que allí sucedía, sin hacer absolutamente nada.

Se evidencia el reclutamiento de menores de edad del mismo municipio, a los cuáles los engañan y les ofrecen salarios para que se unan a dicho grupo. Así como constantes retenes del grupo armado a las entradas de los pueblos.

Las comunidades campesinas se preguntan si este grupo, Carlos Patiño, está custodiado por la fuerza pública, ya que aparentemente existe omisión frente a su actuar. Cotidianamente el campesino de la región los llama paramilitares.

Desde que este grupo entró al municipio como comunidades organizadas hemos recibido amenazas constantes, tienen un plan de exterminio contra nosotros, así como lo han hecho afectando las Guardias Cimarronas y la organización social Asocomunal Plateado, es un ataque directo a la paz de nuestro municipio que se venía construyendo desde antes de la firma del Acuerdo de paz.

Hacemos un llamado a los grupos armados a que cesen las confrontaciones en las cuales la población civil es la más afectada.

Como organización social tenemos derecho a vivir en paz, buscamos la tranquilidad de nuestro municipio y de su gente campesina y trabajadora. Seguiremos velando por la defensa y la soberanía de nuestro territorio y trabajando incansablemente por La Paz con justicia social.

Responsabilizamos al Gobierno Nacional sobre lo que pueda pasar con los líderes sociales y las comunidades que cada vez se ven más afectadas por la violencia y el conflicto armado.

Hacemos un llamado a organismos garantes nacionales e internacionales a que se visibilice esta situación y se generen soluciones estructurales prontamente. El Acuerdo de Paz continúa siendo la esperanza para la transformación de nuestros territorios.

Tomado de prensarural.org