Con una gana; con la otra también. Es lo que se vio hoy (jueves 20 de febrero) con su convocatoria a una «rueda de negocios», en la que citó a empresarios santandereanos, nacionales e internacionales, dizque para comprometer las obras de construcción de infraestructura en el Páramo de Santurbán, engañando incautos con la complacencia del gobierno, su ministerio del Ambiente y su ANLA, los que ni siquiera enviaron una señal de alerta para evitar la timada a los empresarios, pues la tal rueda se hubiese frustrado con solo señalar que dicha empresa no tiene licencia ambiental y mucho menos licencia social, ni concesión para la exploración y explotación.

Leer más...

La semana pasada se hizo viral en las redes sociales una denuncia (con video incluido) en que un ciudadano de Bucaramanga demostraba cómo existe una patraña de mala fe, con torvos propósitos de parte de la transnacional de origen árabe Minesa, que apoyándose en dirigentes comunales cipayos, y al parecer en contratistas del Sisbén de la ciudad, estaban haciendo firmar planillas en blanco −pero con membrete de dicha empresa−, en las que se debían consignar todos los datos de los ciudadanos que fueron convocados a la llamada «casa social» de Minesa, con engañifas sobre supuestas revisiones del Sisbén.

Leer más...

La semana pasada se presentó con el más grande despliegue la noticia de la detención en Bogotá de seis jóvenes participantes de las protestas que se dieron en los meses de noviembre y diciembre del año pasado, a quienes el Gobierno nacional, por medio de la Fiscalía y los organismos de «inteligencia» de inmediato entraron a sindicar como miembros de los GAOR (grupos armados organizados residuales) de las disidencias de las FARC, siendo enviados a la cárcel Modelo de la capital. Se trata de Yéiner Avendaño Bohórquez, Víctor Hugo Ruíz Herrera, Jaime Hernando Olarte Torre, Julio Martínez Tautiva y David Ravelo Gutiérrez, a quienes antes de que el Gobierno Duque acusara, la propia alcaldesa de Bogotá había igualmente inculpado de «infiltrar» las marchas y pagar a encapuchados para “cometer desmanes”.

Leer más...

Más artículos...