Tolima
Tipografía

Los 320 guerrilleros que se encuentran en la zona veredal transitoria de normalización en la Fila, municipio de Icononzo (Tolima), vienen preparando el cumpleaños número 53 de esta organización militar y política que está a punto de decirle adiós a las armas.



Según el comandante Fernando Ordóñez habrá una amena programación para conmemorar esta efeméride con eventos de carácter político, cultural y deportivo. Será presentada una reseña histórica de estos 53 años de lucha y resistencia de este movimiento guerrillero. “Creo también que será el último que vamos a hacer”, destaca el líder guerrillero.

En esta entrevista, el comandante guerrillero hace un especial análisis del proceso de conformación de las veedurías ciudadanas, mecanismos democráticos y participativos que buscan hacerle un seguimiento especial a los acuerdos de la Habana y exigir su estricto cumplimiento.

Según el comandante guerrillero, hay receptividad por parte de la comunidad, pero poco interés por las juntas de acción comunal y el gobierno. Sin embargo, ya han realizado tres reuniones y de acuerdo al horario establecido se seguirán reuniendo los segundos sábados de cada mes.

Se destaca también el apoyo de las universidades: La Tolima, la Distrital, la Del Rosario, entre otras. El comandante Fernando Ordóñez hace un llamado a los medios de comunicación para que participen del proceso y de las mismas veedurías ciudadanas.

La entrevista es la siguiente:

-         Comandante, ¿Cómo se viene implementando y desarrollando la veeduría en esta zona?

Las veedurías en esta zona, a medida en que la comunidad va conociendo el acuerdo, por iniciativa propia nos hicieron la invitación de que ayudáramos a desarrollar lo que está en el punto uno, que son las veedurías ciudadanas para la implementación de los acuerdos.

La comunidad, el pueblo en general, va tomando el acuerdo general en sus manos y va haciendo la exigencia al gobierno municipal, departamental y nacional en lo que tiene que ver con el cumplimiento de la implementación del acuerdo en la región.

Nosotros ya hemos realizado tres reuniones, que fue la convocatoria donde se conformó la veeduría y dos, donde se han elaborado documentos de análisis sobre el desarrollo de la implementación de los acuerdos, y en especial, sobre la zona veredal.

A la universidad del Tolima le correspondió elaborar el documento del estado del avance de la construcción de las obras, cómo están las vías de comunicación y toda la situación en general de la región.

La veeduría quedó conformada, representando la parte oriental del Tolima, Alpujarra, Dolores, Cunday y dos o tres municipios de Cundinamarca, pero la idea es que se haga departamental, anexándonos con la veeduría que está conformada en Planadas y darle carácter departamental para hacer la red de veedurías donde el pueblo sea el que haga realidad el cumplimiento y seguimiento de los acuerdos.

Allí también va lo de la verificación de cese al fuego, el acompañamiento a los mecanismos de monitoreo y verificación y todo lo que se ve de anomalías en la región que atente contra la paz para denunciar, para exigir el cumplimiento por parte de las autoridades y todos.

Nosotros le hacemos un llamado también a los medios de comunicación para que también se integren en el desarrollo de esto, les hacemos una invitación para que asistan a las sucesivas reuniones. Quedamos para reunirnos el segundo sábado de cada mes, vamos a hacer las reuniones de los comités, donde van a venir los comités de trabajo y las mesas técnicas que están acompañadas por la universidad del Tolima, la Nacional, la ESAP, la Distrital, la Del Rosario, no recuerdo las otras, el comité de ganaderos también se anexó ahí, el sindicato del Tolima, el sindicato de los trabajadores y una cantidad de organizaciones y fuerzas vivas del Tolima que se anexaron a esta veeduría y que vamos a seguir adelante.

-         ¿Cómo ha sido la receptividad de las comunidades de la zona a esta iniciativa de las veedurías ciudadanas?

La comunidad en sí, muy buena. Pero no vemos la receptividad por parte de las juntas de acción comunal, mucho menos de los gobiernos, no hay nada. Esto es el mismo pueblo que está haciendo con sus propias uñas, arañando para empezar a andar esto, pero que vemos que cada día va en aumento. También porque falta de información también porque en la región ha habido un abandono total en cuanto a la organización de las comunidades, hoy insistimos en la necesidad de preparar a las personas que están en las veedurías en la elaboración de proyectos y todo lo que tiene que ver con la formación de los futuros cuadros que van a representar la base de este proceso que se está desarrollando con la implementación de los acuerdos.

-         A pesar del incumplimiento del gobierno, la guerrillerada se muestra optimista y sobre todo propositiva…

Exactamente, es que ese es el papel en el cual vamos. Ese es el ejemplo y la forma como nosotros vamos demostrando no solamente a la mayoría de nuestro pueblo colombiano, sino también a los parcos que dicen que esto no va a pasar por un feliz término. Aquí es lo contrario. Seguimos más y más optimista a pesar de las adversidades que se nos venga, porque sentimos el calor del pueblo, sentimos el apoyo del pueblo y sentimos el apoyo de mucha gente de la radio, de todos lados, donde nos sentimos acompañados.

 

-         ¿A través de las veedurías se puede llegar a la conclusión que el acuerdo es más para el pueblo que para la insurgencia?

 
Exactamente. Aquí estamos diciendo que en un 94 – 98 por ciento, prácticamente, es de todos, y cuando decimos de todos, es de nosotros como pueblo. Lo poco que sacó la organización, tiene que ver con el problema jurídico, no solamente de nosotros, sino de toda esa cantidad de gente que inocentemente está en las cárceles y que por medio de esta figura, pues también van a salir. En sí, para nosotros no salió nada individual, todo fue colectivo y sigue siendo colectivo.

-         El 27 de mayo las Farc – Ep está cumpliendo años. ¿Se proyecta alguna actividad en este asentamiento?

Claro. Primero que todo vamos a hacer la reseña histórica, el acto político donde vamos a conmemorar nuestros 53 años de lucha armada y que creo también que será el último que vamos a hacer. Pero, vamos a dejar la reseña histórica para que esto quede muy grabado en la conciencia de todos y que a la guerra no podemos volver.

Luego, vamos a hacer una integración social donde vamos a hacer cumplir lo que dice los acuerdos de que la cultura y el deporte van a ser elementos muy importantes en las reivindicaciones sociales que tienen que haber en Colombia.

-         ¿Quiénes pueden asistir a este festejo?

Estamos nosotros, pero primero que todo nuestro pueblo, todos los habitantes que están acá en nuestros alrededores, el que quiera venir a compartir la alegría, la esperanza y a demarcar el futuro que se nos viene. Van a venir una cantidad de artistas a cantar, al teatro, a la danza. Nos vamos a integrar todos.