Tolima
Typography

A pesar de la invisibilidad total por parte de los medios masivos de comunicación, la gran Marcha por la Dignidad, que comenzó en Popayán, sigue recorriendo el corazón de Colombia. Ayer, arribó a la ciudad milagro, Armenia (Quindío) y posiblemente hoy arribaría a la ciudad de Ibagué (Tolima), pasando naturalmente por los municipios de Calarcá y Cajamarca, Quindío y Tolima, respectivamente.



La página web: www.pacocol.org pudo contactar vía celular a uno de los marchantes. Se trata del compañero Iván López, dirigente regional de la Unión Patriótica y de Defensor de Derechos Humanos.

Desde  la ciudad milagro, el dirigente hizo importantes pronunciamientos. Dijo que era necesario hacer causa común con la comunidad internacional para que la Corte Penal Internacional, juzgue al ex presidente y actual presidente, Álvaro Uribe Vélez e Iván Duque Márquez, respectivamente por sus innumerables crímenes que han cometido y vienen cometiendo contra el pueblo colombiano.

Fue enfático al decir: “De la justicia colombiana no esperamos absolutamente nada, es un nido de encubridores, asesinos y bandidos del Estado”.

Dijo que la Marcha por la Dignidad tiene por finalidad exigirle al Gobierno Nacional que para el baño de sangre contra los líderes sociales, para que no se repita el exterminio de que fue objeto la Unión Patriótica.

“El presidente está desfalcando el Estado para entregarle plata por montones a los bancos y a las grandes empresas”, anotó Iván López.

También señaló que “el paramilitarismo volvió de nuevo a recuperar el estatus de política de Estado”.

No hay certeza del arribo hoy a la ciudad musical de Colombia, Ibagué. Las dificultades económicas y el entusiasmo de los 24 marchantes de trepar caminando la línea, harían prácticamente imposible su arribo. Hasta altas horas de la noche, los integrantes discutían el recorrido. De todas maneras, hay que estar pendientes con banderas y expresiones simbólicas para visibilizar el mensaje de estos gladiadores caminantes por la paz.

La entrevista con el compañero Iván López, es la siguiente:

-         Gracias compañero por aceptar la entrevista: ¿Cuál ha sido la experiencia en este recorrido por la dignidad del pueblo colombiano?

Yo me sumé a la marcha en Cali (Valle), desde el día martes. Los demás compañeros salieron desde Popayán el jueves de la semana pasada. Yo podría dar una relatoría hasta donde estamos en Armenia.

-         Perfecto. ¿Cuál es esa experiencia?

La marcha no es todo caminar hasta acá. Hemos estado haciendo unos intervalos en transporte y otros sí propiamente marcha, por distintas circunstancias: Cumplir una agenda, algunas zonas muy peligrosas, de alto riesgo para nosotros, porque este es el país inseguro que tenemos. Tomamos esa decisión para no facilitarle al gobierno el exterminio que viene haciendo. El martes – por ejemplo – salimos en horas de la mañana de Cali. Salimos del centro. En la salida subimos al bus y llegamos a Palmira. Allí, tuvimos tres actividades con tres comunidades distintas. Hubo un acto no masivo, pero sí efusivo, muy cálido, muy fraterno.

Hacia la noche salimos hacia la ciudad de Tuluá. Llegamos en horas de la noche. Los compañeros nos estaban esperando con una marcha de antorchas. Una manifestación muy cálida, muy fraterna, muy simbólica. Estuvimos una hora marchando con ellos y salimos para Bugalagrande, donde el sindicato de Nestlé, nos acogió. Allí, pernoctamos esa noche. Nos quedamos todo el día allí (El miércoles), antier salimos en horas de la mañana, a las ocho, salimos de Bugalagrande y llegamos en bus hasta Cartago. En esta ciudad hicimos la caminata. Casi todo el pueblo lo atravesamos.

Ahí, los compañeros de Risaralda nos recibieron. Avanzamos un tramo en bus. Nos hicieron el tamizaje y el almuerzo. A la una, tuvimos un plantón bastante nutrido y bastante combativo al frente del batallón, por el abuso sexual de la niña indígena. Hay mucha indignación. Ese mitin fue bastante expresivo y bastante contundente. Seguimos caminando. Hicimos mítines en varias partes, en la Fiscalía, en la cárcel. Llegamos al centro. La jornada de antier fue bastante fructífera. Mucho acompañamiento por parte de organizaciones sindicales, sociales y demás, terminando en la plaza Simón Bolívar. De ahí, salimos a un mural que las compañeras construyeron hace ya bastante tiempo. No sé exactamente, pero creo que para Julio tienen otra actividad allí. Es contra la muerte de los líderes sociales. Consideraron que nosotros éramos significativos y emblemáticos para hacer un vídeo. Estuvimos en esa actividad.

Pernoctamos en una casita finca y ayer, salimos para Armenia. En horas de la mañana, caminando desde el peaje. Llegamos tarde. Estuvimos en el plantón en el parque Caicedo, creo o Bolívar, no estoy muy seguro como se llamaba. Eso es lo que venimos haciendo, compañero.

-         Es decir, anoche pernoctó la marcha en Armenia. ¿Hoy llegaría a Ibagué?

Los compañeros nos tienen alojamiento en Armenia. De aquí, salimos este sábado para Cajamarca (Tolima). Se tiene programado unas actividades en este municipio tolimense.

-         ¿A qué horas, más o menos, estaría arribando la marcha a la ciudad de Ibagué?

Ha habido muchos imprevistos, especialmente por falta de recursos. Se nos han atrasado cosas. Ayer llegamos tarde a Armenia, porque no tuvimos transporte para llegar de Pereira a Armenia. Teníamos programado llegar antes del mediodía. No se pudo. Por eso se llama la Marcha de la Dignidad, nos están matando a nuestros líderes sociales, nuestros defensores de derechos humanos, los ex combatientes de las Farc. En esas circunstancias es que nos estamos moviendo y por eso la agenda sufre alteraciones. No sabemos con exactitud hasta donde podemos avanzar. Hay compañeros que están proponiendo que lleguemos este sábado a Ibagué, en el recorrido Cajamarca – Ibagué, pero por lo que yo estoy sintiendo y por los marchantes que les gusta caminar y caminar, quieren subir la línea a pie. Ahora, si subimos la línea a pie no nos da el tiempo para llegar mañana mismo a Ibagué (hoy). Todas esas cosas las vamos a definir más tarde.

-         ¿Cuántas personas vienen marchando?

Nosotros los caminantes en estos momentos somos 24 personas, de distintas plataformas: Vienen indígenas, negritudes, campesinos, estudiantes, defensores de derechos humanos. En plataforma política, yo represento las banderas de la Unión Patriótica y defensor de Derechos Humanos, también vienen excombatientes de las Farc.

-         ¿Cuál es el origen de esta combativa marcha desde el sur del país?

Debido a la mortandad de líderes, especialmente en el Cauca, es un departamento que sigue siendo tenebroso. La violencia allí no ha parado. Es claro que en el tercer período de gobierno de Álvaro Uribe Vélez, porque lo que tiene es un títere, el paramilitarismo volvió de nuevo a recuperar el estatus de política Estado. La criminalidad en el Cauca está muy latente y presente, muy activa, matando líderes. Entonces, decidimos que en esta pandemia, no nos vamos a dejar neutralizar, porque usted sabe lo que hace este sujeto presidente, aprovechando estas circunstancias adversas, desfalcando el Estado para entregarle plata por montones a los bancos, a las grandes empresas y el pueblo empobrecido.

La muerte de nuestros líderes, el saqueo del Estado, todo eso lo llevamos en dignidad y por eso es la Marcha de la Dignidad, con el fin de hacer visible, ya que los grandes medios de comunicación de esto no se ocupan, porque están hipotecados al Estado burgués. De ellos, no podemos esperar nada. Esta marcha tiene el propósito de hacer el contacto de manera directa, sin intermediarios, con la población.

-         ¿Qué mensaje enviaría usted a la comunidad nacional e internacional, desde Armenia (Quindío)?

El mensaje central es que la muerte de nuestros líderes sociales y excombatientes, no podemos permitir que se siga llevando a cabo y termine como el exterminio de la Unión Patriótica. Las Farc fueron firmantes de un proceso de paz, inicialmente en el gobierno de Belisario Betancur, y usted ya sabe la cantidad de muertos que quedaron, producto de esa experiencia, más de cinco mil compañeros vilmente asesinados con completa impunidad.

O sea, esta clase gobernante se ensañó a matar a los verdaderos opositores y no hay juicios políticos, ni juicios jurídicos, porque ellos manejan la justicia a su antojo y conveniencia. Tienen todo totalmente acomodado. Entonces, uno de los mensajes es convocar y obligar a la comunidad internacional, que fueron acompañantes del proceso de paz, entre ellos la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que sean serios y asuman su responsabilidad, pues ellos se comprometieron con este proceso de paz firmado en la Habana. Ese fue lo que dio el estímulo y la confianza a los excombatientes de las Farc para firmar esa paz, porque era una paz posible, era una paz completamente cumplible para las partes, pero mire lo que estamos viendo: Más de doscientos compañeros excombatientes asesinados. De la justicia colombiano no esperamos absolutamente nada. La justicia es un nido de encubridores, asesinos y bandidos del Estado. En lo personal, le estamos apuntando es a una agenda internacional, para que los países, especialmente europeos, alguna comunidad norteamericana y demás, nos ayuden a procesar y a obligar la Corte Penal Internacional, que tiene suficientes elementos, para procesar a Álvaro Uribe Vélez y al señor Iván Duque Márquez. Estos crímenes los tienen que pagar. Esa es uno de los objetivos de esta marcha, compañeros y compañeras. En Colombia no hay garantías para la oposición, ni para los defensores de Derechos Humanos. Son más salvajes que las mismas dictaduras que hubo en el cono sur de nuestro continente.