ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici brazzers bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Tolima
Typography

No deja de ser sospechosa la actitud mediática en relación con la pandemia del Covid – 19. Genera más pánico que información. No es “normal” que los noticieros utilicen más del 70 por ciento de sus emisiones en este tema. ¿Generosidad mediática? ¿Publicidad mediática? ¿Interés particular? ¿De quién? ¿Para qué?



A la par de esta terrible incertidumbre, en las redes sociales, se habla del tema en pro y en contra con un altísimo grado de subjetividad, con muy poco criterio objetivo. Cada quien monta su cuento y éste se difunde ampliamente.

Se dice – por ejemplo – que se pagan $30 millones de pesos por muerto Covid – 19 en clínicas y hospitales. ¿Eso es cierto? Ha corrido este rumor tanto, que mucho paciente se viene absteniendo de ir a consulta médica. “Mi papá tenía una enfermedad distinta, lo llevé al centro asistencial, lo aislaron, lo declararon Covid – 19 y lo mataron”, dicen algunos vídeos subidos a estas redes sociales.

Otros, por el contrario, se presentan como médicos especialistas, para decir que el Covid – 19 es un simple cuento del gobierno, que ante su crisis aguda de gobernabilidad, agita el tema para tener al pueblo inmovilizado. Algunos supuestos especialistas de la salud, argumentan que el país no conoce del primer muerto por este virus, que todo es simple especulación mediática.

En un país como Colombia, donde la vida no vale nada y la salud es un vulgar negocio al servicio de la clase dominante, todo se puede esperar. Un país gobernado por la mafia, el narcotráfico, el paramilitarismo y las criminales garras del imperialismo norteamericano, nada bueno se puede esperar para el pueblo colombiano.

Tenemos la certeza de la pandemia por sistemas sociales serios y consecuentes con el pueblo como Cuba y la República Bolivariana de Venezuela, entre otros. Le creemos al diario virtual “Granma”, que sí informa y no siembra terror y pánico.

Sin ningún aspaviento y doble moral, orienta y educa sobre este Coronavirus que recorre el mundo desafortunadamente. No somos escépticos, ni esquizofrénicos, pero no creemos en el ministro de salud y menos en ese pelele presidente que solo utiliza la cabeza para hacer la 21 con el balón y obedecer ciegamente al narcotraficante número 82, Álvaro Uribe Vélez, según la CIA.

El pueblo colombiano necesita información, educación y recursos económicos mínimos para sortear la crisis de salubridad que viene padeciendo. El gobierno de Iván Duque Márquez no puede seguir sentado detrás de un micrófono y de un programa de televisión, seguramente prepago, portándose como curita de pacotilla que dice y dice, pero no hace nada en concreto. ¿De qué sirve decir no salga y no garantizar mínimamente los recursos necesarios para los alimentos, el pago del arriendo y los costosos servicios públicos? Es una prédica estéril. Sería interesante saber sobre el particular, cuánto tenemos que pagar para que todas las noches salga el presidente a hablar babosadas.

Así, pues, la crisis que vive el país e incluso, la humanidad no es solamente de salubridad, es una crisis sistémica de profundas connotaciones, que es necesario comprender, dimensionar, para erradicar y sobre esa base, construir un sistema diferente, el sistema socialista.

En esa impresionante maraña de desinformación en que nos tiene metido el sistema capitalista, se hace necesario hacer unas precisiones serias sobre el particular. Y esto lo decimos, porque muchos pacientes vienen diciendo que prefieren morir en casa por cualquier enfermedad que ir al médico porque corre el riesgo que sea declarado positivo, muerto para reclamar supuestamente estas EPS, clínicas u hospitales $30 millones de pesos. Hay que combatir la pandemia de la desinformación de los medios del establecimiento y de la gran oligarquía colombiana. La verdad se debe abrir paso, en estos momentos de agite e incertidumbre.