Tolima
Tipografía

La mayoría de militares destacados en el sur del Tolima, especialmente en el municipio de Planadas, serían activos consumidores de todo tipo de vicios, entre ellos, la marihuana.



Además, vendrían embarazando niñas y mujeres, aumentando la población y de paso la pobreza, porque generalmente esto implicaría una boca más por alimentar en los hogares pobres de esta municipalidad, ubicada al sur del Tolima y al norte del departamento de Huila.

Así lo indicó, Alberto Bustamante Cadena, habitante de esta  municipalidad. “Es consumidor de vicio, marihuana. Es muy apegado a la marihuana y a los vicios”, señaló el líder comunitario.

De igual manera, criticó duramente la administración municipal, señalando que poco y nada ha hecho con las promesas hechas en campaña y que difícilmente se encuentra en su despacho. “La administración funciona pero para su “rosca”, señaló.

Destacó el proceso de paz. Dijo que en la actualidad hay tranquilidad entre la comunidad y plena libertad para movilizarse sin el miedo de la confrontación de otro tiempo.

Sin embargo, dijo que la delincuencia común se disparó, lo mismo todo tipo de vicios, especialmente el micro tráfico de psicoactivos, especialmente la marihuana y el vandalismo. Estos fenómenos aparecieron al parecer una vez la guerrilla entregó las armas y se acogió al proceso de paz.

Alberto Bustamante Cadena, habitante del polémico barrio Simón Bolívar, indicó que está a punto de perder sus casita permutada, debido a que el supuesto guerrillero Olivo Saldaña se ha adjudicado propiedad de este y está dispuesto a entregarlo a manera de indemnización por la serie de personas asesinadas en el sur del Tolima. El Estado lo tiene con medidas cautelares y el habitante de este barrio teme que en cualquier momento haga presencia el terrorífico Esmad a sacarlos de allí, violentamente.

La comunidad ha acudido a la acción jurídica, pero al parecer abogados han engañado a esta comunidad. Incluso, el senador Iván Cepeda Castro, hizo presencia y la comunidad está a la expectativa por lo que pueda hacer desde el Parlamento. De igual manera, el líder comunitario solicita al mandatario municipal su apoyo para buscar una solución plausible a esta comunidad que habita el barrio Simón Bolívar.

En este territorio, nació la resistencia armada en 1964 como respuesta a la brutal agresión del Estado con 16 mil hombres armados por aire y tierra, en el marco de la operación Latín América Security Operation (Plan Laso), durante el gobierno de Guillermo León Valencia, plan diseñado y dirigido por Estados Unidos, contra 82 campesinos liderados por el campesino Manuel Marulanda Vélez, posteriormente comandante supremo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC – EP).

El reportaje concedido por Alberto Bustamante Cadena a la página web: www.pacocol.org es el siguiente:

-         ¿Cuál es la situación actual del municipio de Planadas (Tolima)?

La situación actual del municipio de Planadas es muy difícil. En primer lugar, las personas encargadas del municipio no soy muy activas, no ayudan a la comunidad como debe ser. Estamos en un abandono casi absoluto.

-         ¿Poco viene funcionando la administración municipal?

La administración municipal sí funciona pero para la “rosca”. Para ella sí hay trabajo y prebendas y demás, de resto las personas que votaron por el señor José Funor, más conocido como “Patico”, a la fecha están en un horizonte perdido porque no ha habido respuesta a las promesas que hizo en campaña.

Era abrir puertas a la población. Dijo que iba a hacer una alcaldía de puertas abiertas, pero usted va y no encuentra ese señor por ningún lado.

-         ¿Cómo ha vivido la población de Planadas después de la firma del acuerdo de paz entre las Farc – Ep y el estado colombiano?

La verdad, la verdad, en esta situación sí estamos muy contentos porque en estos momentos la población civil se mueve sin ningún problema, sin ningún reten, sin ningún temor de que lo van a incomodar, lo van a coger. Estamos en una situación muy, muy buena en ese sentido.

Lo otro, es que no se ha vuelto a escuchar ni bombas, ni cilindros, ni ataques de nada. Entonces, estamos en una situación, de verdad, de verdad, muy buena. En ese sentido, sí estamos bien.

-         ¿Está controlada la delincuencia común y paramilitar en la región del sur del Tolima?

No. La delincuencia común se ha disparado, desde que desapareció la presencia armada de la guerrilla. Es más: Se ha disparado también el micro tráfico de estupefacientes, se ha disparado mucho el vandalismo, el lesbianismo, el homosexualismo…todas estas cosas están muy disparadas en esta región.

-         ¿Cuál ha sido la respuesta de las autoridades militares y policiales. Incluso, del mismo alcalde municipal?

Hasta ahora no ha habido nada. No se ha visto absolutamente nada. Se sabe que el militar no se mete en esto. Por el contrario. Ayuda de alguna manera porque en el caso de los alucinógenos, es consumidor de vicio, de marihuana y toda esa situación.

Ahora por el otro lado, el militar busca crear más pobreza en la población, porque ellos van utilizando las niñas, las mujeres, las van dejando con hijos, que tienen que alimentar los padres de familia. Se incrementa las bocas por llenar de alimentos en situación de extrema pobreza. Esa situación es denigrante.

-         ¿Estarían los militares del sur del Tolima consumiendo alucinógenos?

Eso es obvio. Claro. Eso es obvio. El militar, el soldado es muy apegado a la marihuana y a los vicios.

-         Ante esta conducta de los militares de consumir droga, ¿Qué dice la comunidad?

La comunidad realmente está callada, no hay organización fuerte que hable por ella y exponga la problemática abiertamente. Acción comunal y otras organizaciones, prácticamente, todo eso está acabado.  La gente no acompaña a los miembros de las juntas comunales, van una o dos veces y no vuelven. Por eso no progresan estas organizaciones.

Inclusive, el barrio de nosotros está totalmente desprotegido. El presidente de la junta que tenemos no lo acompañamos, no hay acompañamiento para él y para la misma junta. Por eso la junta está totalmente acabada.

-         ¿Qué pasó el barrio del aeropuerto, el barrio Simón Bolívar?

Está en el problema más verraco, está en el ojo del huracán por parte del Estado. El señor Olivo Saldaña, que fue integrante de la organización Farc, lo tiene en un problema actualmente, porque lo denunció. Él se robó el terreno y se lo entregó a sus “compinches” de esa época.

Esa gente hizo cualquier tipo de rancho y luego, fue vendiendo a los demás que ya compraba de buena fe. Él se voló robando las Farc, se voló dañando un frente que él desmovilizó que se llamó: “Cacique La Gaitana”, que fue una mentira, no fue cierto; hizo una declaración totalmente falsa ante la insitución y donde él pertenecía. Hoy dice que ese barrio lo va a tomar ahora y la fiscalía general de la nación y el gobierno nacional, tomaron el barrio con medidas cautelares, con el fin de quitarnos las casas para que Olivo Saldaña pagar las víctimas que él causó en el sur del Tolima como guerrillero.

Así las cosas, nos van a quitar las casas  de nosotros para él pagar sus víctimas.

Eso es lo que se está cocinando en estos momentos. Ya nos han venido a visitar de la unidad de víctimas varias veces y nos están diciendo que nosotros tenemos que estar pagándole, prácticamente, arrendo al Estado.

-         ¿Cuántas familias son las directamente afectadas?

En estos momentos habemos 26 familias, donde hay niños, hay ancianos, hay familias numerosas y familias demasiadamente pobres. Realmente no tenemos más que el ranchito para vivir. Solamente tenemos esa casita para vivir.

-         ¿Los que están viviendo actualmente compraron legalmente?

Sí, claro. En el caso mío, yo le compré o mejor, le hice una permuta por una casa ubicada en la vereda La Esmeralda Alta. Ella me entregó la casa donde dice que me la entrega sin problemas. Tenemos el documento con sellos notariales legalmente constituido. Ella tiene una escritura pública. No se sabe qué a pasar con nosotros.

-         ¿Qué más etapas difíciles ustedes han tenido?

El problema comenzó hace más o menos tres años. Pero, la gente que fue fundadora sabía que el señor Olivo Saldaña había cogido ese lote a las malas y se lo había entregado a la gente. Desde allá, viene el problema, porque fue robado. Él no tiene un papel donde diga yo le compré esto a cierta persona, es legal o es de mi propiedad. Él se robó ese lote, lo cogió a las malas y lo entregó a la gente de esta manera. Desde allá, se sabía que esos lotes eran ilegales.

-         Sin ser este lote del señor Olivo Saldaña como dice usted, ¿Ahora se lo está adjudicando como de su propiedad?

Sí, exactamente. Está diciendo y denunciando que en Planadas (Tolima), él hizo un barrio que se llamó Simón Bolívar, que es de él y que por eso, él lo denuncia para el pagar las víctimas que el mató en el sur del Tolima.

-         Ante esta aguda problemática e incertidumbre, ¿Ustedes qué piensan hacer?

Nosotros estamos en el ojo del huracán porque en estos momentos hemos tenido abogados, como fue el señor Carlos Bocanegra, el señor Edwin Trujillo. Ellos se comprometieron. Les dimos el poder para que trabajaran sobre esa situación, les dimos la plata, que fueron $770.000 pesos y nos robaron y nunca más nos volvieron a decir nada.

-         ¿También vienen siendo víctimas de oportunistas?

Si señor. Eso es cierto. Como quien dice: “Al caído, caerle”. El señor Iván Cepeda nos visitó. Dijo que iba a intervenir. Le dimos los papeles de todo y hasta la fecha no se ha sabido absolutamente nada. No se ha vuelto a presentar, ni tampoco nos ha dicho nada. Ese es el drama que estamos viviendo. Las casas ya prácticamente están perdidas.

-         ¿Prácticamente, estarían esperando el desalojo?

Estamos esperando el desalojo, bien por el Estado, esperando que en cualquier momento llegue el Esmad y nos saque no sé de qué manera. De pronto el alcalde tome cartas den el asunto, se haga cargo a un comodato para que sea él el que nos diga lo que realmente va a pasar.

-         ¿Le pide usted al alcalde que intervenga en favor de los intereses de la comunidad de este barrio?

Que intervenga y ayude a resolver este problema, porque de todas maneras somos planadunos, queremos nuestra región y tenemos que estar ahí, esperando de él, para que nos ayude.  


Gráfica.- Alberto Bustamante Cadena, líder comunitario de Planadas, Tolima. Foto Nelosi.