Internacional
Typography

El mandatario de Bolivia, Evo Morales, en su primera conferencia de prensa desde el Palacio de Gobierno, después de varios días de reposo por una operación de la garganta condenó el reciente ataque de EE.UU contra Siria y advirtió que cualquier guerra mundial, con el uso de bombas nucleares, sería fatal para toda la humanidad.



“No entiendo qué quiere el nuevo presidente de EE.UU ¿Una nueva guerra mundial?”. “Uso de bombas nucleares destrozaría la vida y la humanidad”.

Al referirse al lanzamiento por Washington de 59 misiles Tomahawk contra una base aérea siria, advirtió que estos ataques tienen como fin el control de los hidrocarburos y de los puntos estratégicos.

El Pentágono lanzó, además, la conocida como Madre de Todas las Bombas contra supuestos escondites del Estado Islámico en Afganistán.

“Si algún presidente cree que con estas guerras va a controlar el mundo, se equivoca”, dijo Evo, y añadió que cuanta más intervención hay en el mundo, hay más rebelión de los pueblos.

El presidente boliviano denunció también los pretextos sobre las armas químicas usados por la Casa Blanca para agredir a Damasco y recordó que un argumento similar utilizó para invadir a Iraq. “Que diga EE.UU, dónde están las armas de destrucción masiva en Iraq”.

Recordó la situación de caos en que se encuentran países como Libia e Iraq después de la intervención de EE.UU y la OTAN.

Pidió al pueblo boliviano mucha reflexión y debate sobre estos temas, los cuales serán abordados en una próxima reunión con la Coordinadora Nacional para el Cambio.

“Una tercera guerra mundial con el uso de bombas nucleares, sería fatal para todos los habitantes del planeta tierra”, advirtió el jefe de Estado, y añadió que Bolivia no comparte este tipo de acciones unilaterales.

Cubadebate