DDHH
Typography

En lo que va de año se han realizado 2.500 denuncias de violación a menores en el país suramericano.



A un mes de que fuese condenado Rafael Noguera Uribe, por el homicidio de la niña Yuliana Samboní, este fin de semana se conocieron dos nuevos casos de abuso a menores en Colombia.

Los casos que ahora estremecen al pueblo colombiano son el de una bebé de apenas cuatro meses abusada sexualmente en el departamento del Meta, municipio Fuente de Oro, presuntamente por un soldado de 19 años que estaba de permiso en la zona y que es familiar de la madre de la menor.

La bebé fue intervenida quirúrgicamente y su condición es estable. El Ejército ha repudiado los hechos y está presto a apoyar a las autoridades. El uniformado fue detenido y se espera la legalización de su captura.

El otro caso de abuso ocurrió en el departamento de Tolima, la niña Sara Yolimar Salazar, de 3 años, murió el pasado sábado, ingresó al centro asistencial Nelson Restrepo Martínez de Armero Guayabal con heridas de gravedad. En principio la madrina manifestó que la niña había recibido un golpe en la cabeza, según ella por un accidente, sin embargo los médicos notaron que tenía otras lesiones de gravedad. Algunas heridas eran signos de abuso sexual y de tortura.

El parte médico manifestó que la infante "ingresó al centro hospitalario regional con un trauma craneoencefálico severo, heridas múltiples en pecho y espalda, también amputación de la punta del dedo anular izquierdo, levantamiento de la uña del dedo corazón de su mano derecha, un brazo partido, evidencias de abuso vaginal y anal, al igual que, desnutrición avanzada", recogió el periódico colombiano El Universal.

Por el momento la Policía sospecha de los cuidadores de la niña a quienes hace un año les fue otorgada la custodia solidaria de la menor por parte de la Comisaría de Familia.

Gráfica pie de foto.- Sara Yolimar Salazar también presentó signos de desnutrición. Foto: @elespectador

TeleSUR