1. La decadencia imperial norteamericana parece irreversible, las tres décadas de hegemonía unipolar estadounidense posterior a la disolución de la Unión Soviética parecen llegar a su fin. El surgimiento de un mundo multipolar en el cual el eje Eurasiático encabezado por la alianza Moscú-Pekín plantea amenazas irreductibles al dominio de Washington en los planos monetario, comercial, político-diplomático y militar.

Leer más...

(Extractos) En momentos en que el presidente Trump ha anunciado la retirada de las tropas ‎estadounidenses desplegadas en el «Medio Oriente ampliado», el Pentágono sigue adelante con la ‎aplicación del plan Rumsfeld-Cebrowski. Ahora se trata de destruir los Estados en los ‎países de la «Cuenca del Caribe».

Leer más...

Desde que España invadió y colonizó estas tierras del mundo, Colombia fue un anclaje geoestratégico para la dominación de Suramérica. Para esto, el imperio de la monarquía hispánica creó cuatro Virreinatos: Nueva España (que abarcó los actuales territorios de América Central, las Antillas, el Centro y Sur de los actuales Estados Unidos, y Filipinas), Perú (gran parte de Sudamérica, incluida Panamá y algunas islas de Oceanía.), Río de la Plata (Argentina, Bolivia, Uruguay, Paraguay, partes del Sur de Brasil y el Norte de Chile) y Nueva Granada (Ecuador, Colombia, Panamá y Venezuela). Estos se convirtieron en centros de poder político, militar, económico e ideológico.

Leer más...

Más artículos...