Para el actual Gobierno pareciera que todo es sostenible. Primero fue la minería a cielo abierto, el fracking y ahora la exploración y explotación petrolera y de gas marino, lo que permitirá, junto con una flexibilización de la normatividad, profundizar los conflictos socioambientales, y con ellos la criminalización de la protesta.

Leer más...

Sobre el combate al tráfico ilícito de estupefacientes, considera las aseveraciones del Departamento de Estado especialmente graves, pues EE.UU. es el principal mercado mundial de consumo de drogas, y las autoridades de ese país no son capaces de controlar la inmensa demanda y su enorme presión sobre los países productores y de tránsito.

Leer más...