Internacional
Typography

La enemistad del Gobierno estadounidense comandado por Dwight D. Eisenhower contra Cuba se manifestó desde el mismo 1º. de enero de 1959 al acoger a los asesinos y torturadores de la dictadura batistiana, quienes huyeron a Estados Unidos con más de 400 millones de dólares pertenecientes a los fondos públicos cubanos.



Entre las primeras medidas tomadas contra la joven revolución estuvieron reducir el suministro de petróleo, negarse a refinar el procedente de la URSS en junio de 1960 y eliminar la cuota azucarera ese mismo año.

Como parte de la política de rendir por hambre a los cubanos y sembrar el desaliento, para que el pueblo se sublevara contra la Revolución, como plantea con absoluta claridad el «Programa de acción encubierta contra Cuba», aprobado el 17 de marzo de 1960 por el presidente Eisenhower, y el «Proyecto Cuba», presentado el 18 de enero de 1962 por el general de brigada Edward Lansdale, obstaculizaron nuestras negociaciones en el exterior, el acceso a la banca mundial, a los créditos internacionales, introdujeron plagas y enfermedades, sabotearon fábricas, negocios, tiendas, destruyeron sembrados, almacenes, medios de transporte, e incendiaron escuelas (…)

En septiembre de 1962, el secretario de Estado Dean Rusk gestionó personalmente ante los gobiernos europeos de los países aliados de EEUU en la OTAN, para lograr que los barcos de esas nacionalidades no transportaran mercancías a Cuba, el Gobierno de EEUU decidió colocar en una llamada «lista negra» y prohibir la entrada en puertos norteamericanos de todas las embarcaciones que realizaran comercio con Cuba, con independencia del país de registro.

Las acciones terroristas se recrudecieron y uno de los blancos fundamentales fue la marina mercante cubana, y todo barco que se atreviera a traer mercancías a Cuba. No importaba de qué país fuera, la red internacional terrorista creada por la CIA e integrada por verdaderos comandos fascistas atacó a embarcaciones de cualquier bandera.

A las 5:20 de la tarde del 19 de noviembre de 1962, el barco mercante cubano Río Damují fue agredido por aviones de guerra estadounidenses que lanzaron 11 bombas sobre la embarcación. El capitán y sus 32 tripulantes respondieron a los agresores: ¡Patria o Muerte!, y continuaron navegando sin detenerse.

En octubre de 1965, por órdenes del terrorista Orlando Bosch, en San Juan, Puerto Rico, colocaron una bomba en el casco del barco de turismo español Satrusteguí, con 101 pasajeros y 109 tripulantes.

El 30 de mayo de 1968, el barco mercante Asaka Maru, de Japón, fue dinamitado en Tampa y el 11 de julio es saboteado otro barco japonés, esta vez el Mikagesan Maru, que transportaba mercancías a Cuba, desde las costas de Texas.

El 13 de septiembre de 1968, el barco mercante español Coromoto fue dinamitado en San Juan, Puerto Rico, por terroristas de “Poder Cubano”. El 16 del propio mes el barco Polianica, de Polonia, anclado en el puerto de la Isla Dodge, fue impactado por un proyectil de cañón de 57 milímetros.

Entre el 30 y el 31 de enero de 1990, una unidad del Servicio de Guardacostas de EEUU ametralló e intentó hundir al buque mercante Hermann, de bandera panameña, pero arrendado por Cuba y dotado por una tripulación de marinos cubanos, mientras navegaba por aguas internacionales del golfo de México.

El buque-tanque Mykonos, de bandera maltesa y tripulación cubano-chipriota, fue ametrallado a siete millas al norte de Matanzas el 2 de abril de 1993, por una lancha rápida tripulada por miembros del llamado “Ejército Armado Secreto”, grupo terrorista radicado en Miami.

Más de 290 embarcaciones pesqueras de diverso porte y actividad han sido objeto de agresiones diversas. Algunas de estas embarcaciones han sido destruidas o hundidas, otras seriamente dañadas y un número considerable de ellas han sido secuestradas y llevadas a territorio de EEUU, de las cuales una parte importante no han sido nunca devueltas a Cuba.

Los casos mencionados aquí constituyen solo un botón de muestra, decenas de embarcaciones han sido víctimas de actos de piratería por parte de la marina yanqui o de grupos terroristas basificados en la Florida.

Varios pescadores y marineros fueron asesinados y heridos, decenas de capitanes de barcos y dueños de navieras han sido amenazados, chantajeados o comprados para impedir la llegada de suministros a Cuba.

Washington sancionó en abril de 2019 a dos compañías y 34 buques que transportaban petróleo venezolano a Cuba, extendiendo el «castigo» que viene aplicando al gobierno de Nicolás Maduro y a la Revolución Cubana.

La cifra de barcos sancionados sigue creciendo, a lo que hay que sumar que las compañías navieras propietarias de buques tanqueros exigen 12 millones de dólares por el traslado del crudo venezolano a otros países, incluida Cuba, cifra que representa el triple de lo que pagaba Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) antes del recrudecimiento del bloqueo estadounidense.

La guerra económica contra la Isla indómita continúa, siguiendo el fariseo recurso de culpar a la víctima. Como bien dice su precepto de guerra no convencional, se debe tratar de «lograr el extraño resultado de que la víctima no solo no se queje, sino que termine culpándose a sí misma de su desgracia y aplaudiendo al verdugo».

La intención yanqui es clara y tan antigua como sus deseos de poner de rodillas a los cubanos, apagar nuestros hogares, inmovilizarnos, aquietarnos y someternos.

18 de septiembre de 2019

Videos:
Gasolina mediática contra Cuba
https://www.youtube.com/watch?v=DgoU6KDT5s4
Si el socialismo es `miseria´, ¿para qué el bloqueo a Cuba y Venezuela?
https://www.youtube.com/watch?v=twkX_QtPddE
Informe sobre el bloqueo de EE.UU contra Cuba 2019
https://www.youtube.com/watch?v=BT2-8NHgGLM
Bloqueo de EEUU afecta particularmente al sector privado en Cuba
https://www.youtube.com/watch?v=kWUXsPmQGdQ

Fuentes del artículo:
-Demanda del Pueblo cubano al Gobierno de Estados Unidos por daños económicos.
-Operación Exterminio. 50 años de agresiones contra Cuba.

Fuente:
http://www.granma.cu/mundo/2019-09-18/la-fracasada-estrategia-yanqui-contra-cuba-sembrar-penuria-y-desaliento-18-09-2019-20-09-12