Internacional
Typography

El vicepresidente sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, presentó este viernes desde el Palacio de Miraflores en Caracas, nuevas pruebas que vinculan a Juan Guaidó con el grupo paramilitar colombiano Los Rastrojos, a quien pretendía entregar la frontera occidental de Venezuela.



“No puede ejercerse el trabajo de servidor público sino está  guiado por una profunda connotación ética y una evidente intención moral,  dudo que haya existido en la historia de la República un ejercicio más deleznable, entreguista, inmoral que el que ha demostrado en los últimos meses la derecha venezolana y sus representantes Juan Guaidó, Julio Borges “, dijo Rodríguez en declaración a los medios de comunicación.

El también ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, mostró varias fotos en la que Guaidó se retrató con integrantes de la banda paramilitar Los Rastrojos. En una de las gráficas, el integrante de la derecha venezolana posó con Iván Posso Pedrozo  alias “Nandito”, responsable de la logística y finanzas de la organización criminal.

Rodríguez detalló que Posso fue detenido los días previos al 11 de septiembre  por las fuerzas de seguridad del país en un operativo realizado en una localidad del sur del Lago del estado Zulia. Posso testimonió cómo fue el traslado de Guaidó desde El Vigía hasta Puerto Santander en Colombia.

“Se tomaron esas fotos (Los Rastrojos a Guaidó) para guardarlas y poder tenerlas como un documento de presión contra la derecha venezolana, Nandito recibe la orden de que debían ser borradas, pero en el momento que es capturado se logra extraer de su teléfono la fotografía que luego fueron publicadas”, agregó Rodríguez.

Añadió que la organización criminal se fotografió con Guaidó para tener las gráficas como una “especie de seguro”, para que en una eventual administración en el país de la derecha venezolana, Los Rastrojos pudieran cometer sus delitos y fechorías en la frontera colombo-venezolana de una manera libre.

Rodríguez señaló que para el traslado de Guaidó el pasado 23 de febrero,  una caravana grande salió de El Vigía y establecieron la operación “candado” con tres fases. Este proceso fue planificado por Roberto Marrero, Los Rastrojos y la gobernadora del estado Táchira Laidy Yorveys Gómez y su asistente.

Estas tres fases del plan comprendían:

Toque de queda por donde pasara Guaidó. Todo el que saliera sería ajusticiado
Generar disturbios protagonizado por los Rastrojos para facilitar el paso de Juan Guaidó hasta un sector llamado El Paraíso.
El traslado de Guaidó hasta el destino final.

En cuanto a unas fotografías publicadas por Sergio Novelli el pasado 12 de septiembre a través de Twitter en la que indica que “las informaciones de una supuesta alianza entre Guaidó y el grupo narcoparamilitar no tienen fundamento”, el Vicepresidente sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo señaló que en estas gráficas Guaidó aparece con una de las principales figuras de la organización criminal, y no con un “concejal” como se señala en la publicación de la red social.

“Esta persona que abraza a Juan Guaidó es el que conduce la camioneta y se trata de Jonathan Orlando García alias “Patrón Pobre”, una de las figuras principales de Los Rastrojos quien recibió el cometido de trasladarlo hasta Puerto Santander en donde abordaría un helicóptero del presidente Duque para dirigirse a Cúcuta al concierto de 22 de febrero”, manifestó Rodríguez.

El día jueves el fiscal general de la República, Tareck William Saab, dio a conocer que no son solo dos gráficas sino cuatro las que dan fe de que Guaidó mantiene una “relación estrecha y orgánica” con esta organización delictiva.

El pasado 12 de septiembre el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, denunció  que Guaidó recibió ayuda  de Los Rastrojos el pasado 23 de febrero para ingresar a Venezuela por la frontera con el país neogranadino, en medio de un concierto que pretendió usarse para introducir a la fuerza unos camiones con supuesta ayuda “humanitaria” que se descubrió, horas después, contenía material para armar guarimbas o barricadas.   /CP

VTV