Nacional
Typography

El expresidente de Colombia Ernesto Samper (1994-1998) calificó hoy de pesadilla recurrente el desencadenamiento de hechos graves en el país que vislumbran el retorno de la guerra.



En tal sentido, señaló el regreso de los desplazados, las minas antipersonales, los paramilitares, los niños muertos por las balas perdidas, los campesinos desterrados y las adolescentes indígenas violadas, todo en el contexto de la pandemia de la Covid-19.

El también exsecretario de la Unión de Naciones Suramericanas hizo referencia de esa forma a graves situaciones ocurridas en el país que ponen en jaque el Acuerdo Final de Paz alcanzado en La Habana, Cuba, en 2016, entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y el Gobierno.

Samper alude a situaciones que confirman el incumplimiento de lo acordado y que activa las alarmas de los defensores de los derechos humanos, políticos, activistas, académicos, congresistas, entre otros.

Con su mensaje publicado en Twitter apunta al desplazamiento forzado de 94 excombatientes que abandonaron su Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación en Ituango a causa del paramilitarismo en Colombia.

En su opinión, la impotencia de las Fuerzas Armadas para proteger a los excombatientes que debieron huir de Ituango por amenazas paramilitares es uno de los hechos más graves en el calvario de incumplimientos de los Acuerdos de Paz de La Habana por parte de este Gobierno.

También se refiere a los sistemáticos asesinatos de líderes sociales y excombatientes y a las violaciones de menores por uniformados en el país, como el caso de la niña del Pueblo embera perpetrado recientemente por siete soldados, entre otros.

18 de julio de 2020

Tomado de Prensa Latina