ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici brazzers bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Nacional
Typography

Como en muchos países del mundo, hoy la democracia está en riesgo en Colombia.

Sin duda la crisis sanitaria, económica y social requería la declaratoria del estado de emergencia. No obstante, al amparo de esa declaratoria se han acumulado decisiones y actuaciones que afectan gravemente el Estado de derecho: el poder se ha concentrado en el Presidente, se han adoptado normas de orden público que limitan derechos fundamentales y escapan al control constitucional expedito, las facultades extraordinarias se han utilizado para profundizar las brechas de desigualdad social, y para discriminar grupos de personas, notoriamente los mayores de 70 años y los más vulnerables.



El Gobierno ha hecho un empleo abusivo de los canales de televisión rompiendo el principio de equilibrio informativo en el contexto del Estatuto de la Oposición, se ha debilitado a las autoridades locales, no hay certeza de plena transparencia de la información sobre el manejo de fondos públicos, se ha intentado abolir el control constitucional de decisiones que conciernen las relaciones internacionales y la paz del país.

El presidente Iván Duque gobierna por decreto, sin control político. Desde la Constitución de 1991, en 29 años, los gobiernos expidieron 270 decretos en estados de excepción. Este gobierno, en sólo 60 días, ha expedido 164 decretos excepcionales.

Ha incorporado al ordenamiento jurídico “leyes” sin deliberación democrática, en materia laboral, pensional, crediticia, comercial, de bienes, de familia, de rentas, de tributos. Algunas de ellas sin relación de conexidad con el tratamiento del COVID-19. El Gobierno se ha habilitado para vender empresas públicas estratégicas.

Este alud de medidas no puede ser objeto de rápido control constitucional, y algunas de ellas escaparán a ese control, pues son de naturaleza ordinaria extendiendo sus efectos en el tiempo de forma indefinida.

Concentración de poder antidemocrática, pero además ineficiente y discriminatoria. En escasos 100 días, el Gobierno comprometió $117 billones, sin presentar cuentas claras de la inversión de esos recursos. La efectividad de estas inversiones es incierta. Las prioridades generadas por la pandemia en materia hospitalaria, de talento humano, de protección de derechos sociales, de ingresos mínimos y de salvamento empresarial no se han atendido cabalmente.

Los recursos pueden haber derivado parcialmente hacia intermediarios financieros, mientras los colombianos están sumidos en la incertidumbre, el miedo, el desempleo, el hambre, la falta de ingresos y de soluciones reales.

Ante esta crisis multidimensional, el Gobierno ha concentrado poderes y el Congreso ha sido confinado en una plataforma tecnológica, que da la apariencia de normalidad pero que en la práctica anula el control político, elimina las garantías para la oposición y los independientes e impide la construcción de soluciones en la hora más difícil de la Nación.

El Congreso no debatió ni siquiera uno de los 164 decretos excepcionales, y el Senado no se pronunció sobre el informe motivado que presentó de modo tardío e incompleto el Gobierno. Tampoco revisó las cuentas billonarias de la pandemia que comprometen el presente y futuro del país.

La ilegalidad de su tarea legislativa quedó en evidencia al reformar la Constitución en el capítulo de derechos fundamentales a través de una red social. El funcionamiento “por vía virtual” del Congreso anula el equilibrio de poderes.

La concentración de poder en el Ejecutivo puede empeorar ante la inminente elección de reemplazos en la Corte Constitucional, de quienes estén a la cabeza de la Procuraduría General de la Nación, la Defensoría del Pueblo y de las nuevas mesas directivas del Congreso. Dichas elecciones se buscaría hacerlas por medio de la manipulable plataforma tecnológica, que además elimina el derecho constitucional al voto secreto.

En la sentencia C-242/20, la Corte Constitucional declaró inexequible el artículo 12 del Decreto 491/20 relacionado con las sesiones del Congreso de la República acudiendo a las tecnologías de la información y las comunicaciones. Además de subrayar la importancia del control político en estados de excepción, la Corte estimó “[q]ue la regla general del funcionamiento del Congreso y de las demás corporaciones públicas de elección popular es la presencialidad, por ser el mecanismo más adecuado para dar cabida a una democracia vigorosa mediante la posibilidad de un debate intenso, de una participación activa y libre, de la expresión de todas las corrientes de opinión en circunstancias de mayor facilidad, por lo cual no es posible impedir tal presencialidad en épocas de pandemia”.

Con el estado de emergencia también se ha pretendido ocultar las denuncias sobre la financiación de la última campaña presidencial y los vínculos con el narcotráfico, el incremento del asesinato de lideresas, líderes sociales y exguerilleros en medio del silencio del Gobierno; los montajes y las interceptaciones ilegales contra periodistas, magistrados, opositores políticos, defensores de derechos humanos; las denuncias de corrupción y violencia sexual que involucran a miembros del Ejército, y los constantes ataques contra el proceso de paz.

Llamamos a la ciudadanía a reclamar la plena vigencia de la Constitución, a restablecer el equilibrio pleno de los poderes públicos, a que el Gobierno no interfiera en la independencia de los demás poderes y que el Congreso de la República ejerza en forma presencial el control político, a que no se menoscabe la gestión de las autoridades locales, a exigir el respeto de la participación ciudadana, de las libertades, y de los derechos fundamentales.

Firman:

Antonio Navarro
Álvaro Leyva Durán
Abel Rodríguez Céspedes
Héctor Pineda Salazar
Germán Toro Zuluaga
Álvaro Echeverri Uruburu
Aída Avella
Iván Marulanda
Armando Novoa
Luis Eduardo Garzón
Juan Fernando Cristo
Clara López Obregón
Yesid Reyes
Cecilia López Montaño
Amilkar Acosta Medina
Griselda Restrepo Gallego
Mariana Garcés Córdoba
Rudolf Hommes Rodríguez
Ramiro Bejarano Guzmán
Juan Mayr Maldonado
Camilo González Posso
Eduardo Díaz Uribe
Roy Barreras Montealegre
Iván Cepeda Castro
Antonio Esremid Sanguino
Ángela María Robledo
Julián Gallo Cubillos
Luis Alberto Albán Urbano
Wilson Arias Castillo
Alexander López Maya
Griselda Lobo Silva
Abel David Jaramillo
Jorge Enrique Robledo
David Racero Mayorca
María José Pizarro León
Fredy Muñoz Lopera
Israel Zúñiga
Jorge Eduardo Londoño
Jairo Reinaldo Cala
Feliciano Valencia
Gustavo Bolívar
Pablo Catatumbo
César Augusto Pachón
Omar De Jesús Restrepo
Carlos Alberto Carreño Marín
Roosvelt Rodríguez
Gustavo Petro Urrego
Juan Luis Castro
Jesús Alberto Castilla
Pablo Catatumbo
Angélica Lisbeth Lozano Correa
Jhon Jairo Hoyos
Jorge Alberto Gómez Gallego
León Fredy Muñoz Lopera
Temistocles Ortega
Alberto Orgulloso
Alejo Vargas Velásquez
Álvaro Villarraga Sarmiento
Andrei Gómez Suárez
Ángelo Cardona
Aura Amelia Pareja Benítez
Camilo Alberto Enciso Vanegas
Carlos Alberto Benavides
Carlos Eduardo Caicedo Omar
Daniel García Peña
Danilo Rueda
Darío Fajardo Montaña
Darío Villamizar
David Flórez
Diana Sánchez Lara
Diana Castro
Diana Matellana
Edgar Mojica Vanegas
Elizabeth Ungar Bleier
Ernesto Parra
Esmeralda Vargas Vallejo
Esperanza Hernández D.
Fabián Acosta Fabio Arias
Fabio Velásquez
Fabiola Rodríguez López
Fernando Valencia
Fredy Chaverra
Gabriel Cifuentes
Gabriel Sánchez
Gerardo Ardila
Germán Castro Caicedo
Gloria Arias
Gloria Moreno
Gloria Cuartas
Gonzalo Sánchez Gómez
Ángela María Escobar
Helena Mallarino
Henry Acosta Patiño
Hollman Morris
Irma Perilla Isabel Sepúlveda
Jaime Caycedo
Jesús Abad Colorado López
Joaquín Mayorga Fonseca
Jorge Enrique Rojas
José Luciano Sanín Vásquez
Julián Ramírez
Laura Gil
Liliana Estupiñán Achury
Liliana Galindo Ramírez
Luis Eduardo Celis
Luis Emil Sanabria Durán
Luis Guillermo Guerrero
Luz María Múnera
Luz Marina Bernal
Magda González Medina
Marcela Restrepo Hung
Marco Romero
María Cepeda
María Alejandra Rojas
María Clara Mondragón
María Claudia Cortés
María Eugenia Sánchez
María Claudia Suescun
Mauricio Rodríguez Múnera
Nohora Parra Olga
Amparo Sánchez Gómez
Olimpo Cárdenas
Pastor Alape
Patricia Lara Salive
Luis Carlos Jacobsen
Patricia Ariza
Pedro Arenas
Pedro Pablo Salas
Rodrigo Londoño Echeverri
Rodrigo Quintero
Rubén Pinilla
Sara Tufano
Socorro Ramírez
Víctor De Currea-Lugo
Wilfredo Cañizares
Wilson Alfonso Borja Díaz
Wilson Castañeda Castro
Luz Nelly Osorno Ospina
Rosa Emilia Salamanca
Pilar Trujillo
Armando Borrero Mansilla
Francisco Javier Mejía
Marisol Gómez
Jairo Hernán Ortiz
Héctor Fabio Cardona
Jaime Forero Álvarez
María Isabel Amore
Luis Bernardo Vélez
Ricardo Coral Dorado
Reinaldo Villalba
Sonia Martínez
Yiya Gómez

17 de julio de 2020