ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici brazzers bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Nacional
Typography

La idea de un centro en la política es «disruptiva», pues intenta superar el dualismo izquierda-derecha de la cosa política. Ese dualismo, según los historiadores, tiene su origen en el desarrollo de la Revolución francesa de 1789. Quienes estaban de acuerdo con que el Rey pudiese vetar las decisiones de la Asamblea se sentaron a la derecha; los que propugnaban por un veto más ‘suave’ o inexistente, se hicieron a la izquierda; y por último, en el centro se ubicaron los indecisos.



En Colombia, durante los últimos años, se ha venido posicionando una o varias corrientes que se autodenominan de centro. El discurso predominante entre estas corrientes, es fundamentalmente, el de la anti-polarización. O sea, el mismo de aquellos indecisos franceses que por no ‘polarizar’ se hicieron en el centro, en el desarrollo de una discusión importante de la época.

¿No aporta acaso esa indecisión a quienes ostentan el poder, en este caso, al Rey?

El centro, y la no polarización, son abstracciones. Es una ética abstracta. No puede desarrollarse tal cosa en situaciones concretas determinadas. Pero es favorable, en la situación colombiana, mantener esa abstracción como el ‘corpus teórico’ de la acción política de los grupos del pseudo-centro, aunque en la realidad deban tomar partido, así sea no haciéndolo.

No tomar partido es una forma no directa de tomar partido: el de los indiferentes. Que con su indiferencia terminan apostándole a lo establecido, fortaleciendo su existencia. Los indiferentes son al tiempo conservadores pasivos.

Donde no hay ninguna forma de polarización lo más seguro es que haya un consenso totalitario y no existan condiciones para oponerse.

Por tal razón es ingenuo (y hasta peligroso) pretender la ausencia de polarización entre las facciones políticas que actúan en democracia. Porque cada facción política es representante de distintas fuerzas sociales, de grupos y clases enteras. Es apenas lógico que tales fuerzas participen de la discusión, porque son ellas precisamente (a partir de sus necesidades) las que han problematizado la realidad.

Incluso el discurso anti-polarizante, bastión del pseudo-centro, es enormemente polarizante. Si un sector del ‘centro’ se posiciona en el escenario político con altas (o al menos) posibilidades, lo hace en el contexto de una polarización pre-existente que deshace para crear una nueva, propia de un original momento (por lo general cohonestando explícita o implícitamente con parte de los graves defectos de los sectores en pugna).

Por eso reafirmo que el centro es una abstracción, pues, cuando se vuelve real, ya no es centro, sino oposición. La oposición nace de una polarización o disputa entre distintos sectores.

La clave para entender este discurso está en los beneficios que genera. La mayoría de dirigentes de ‘centro’ han tenido algún antecedente en los sectores en pugna, algunos con importancia y otros no tanto. En tales sectores no podían obtener el protagonismo pretendido. Por ejemplo:

¿Podría Fajardo ser protagonista en el Uribismo, y aún más, convencería al núcleo de ese partido con su discurso titubeante?

Aun teniendo puntos en común con el uribismo, que le permitieron gobernar en Antioquia, y que él mismo ha explicitado, no encaja su personalidad en el discurso de la Mano Firme. Otro:

¿Podría Claudia López ser protagonista en la Colombia Humana, y aún más, convencería a los distintos sectores que conforman ese movimiento, con su discurso anticorrupción y su práctica neoliberal?

Jamás. No es cuestión de capricho que este tipo de personajes digan ser de centro, debido a su incompatibilidad con los movimientos en pugna, terminan recogiéndose en ese espectro llamado centro. Incluso hay partidos y movimientos políticos con personería jurídica que no tienen unidad orgánica, más bien son órganos que avalan candidatos que provienen de otros escenarios políticos.

Una situación concreta y reciente es la presentada a partir de un trino del senador Gustavo Petro, en el que llama a los médicos y pacientes a defender el acto médico autónomo que la ley 100 redujo.

El tuit de Petro es una gran crítica de la mercantilización de la salud en Colombia, a partir de un síntoma concreto, en el marco de la pandemia del Covid-19. Sin embargo, muchos autodenominados de centro, se hicieron notar de inmediato lanzando críticas en contra del planteamiento, incluso haciendo tergiversaciones de forma malintencionada.

Jorge Robledo, senador histórico y líder del MOIR, quien en el último tiempo coquetea con el mencionado centro, tildó de irresponsable a Petro, haciendo creer que éste está otorgando un trato inmerecido a los médicos y trabajadores de la Salud, cuando en términos reales, el planteamiento es una crítica a la ley 100 en su componente mercantilizador.

¿De dónde está más cerca Robledo con esas posiciones deliberadas?

Es evidente que está más cerca de los creadores de la ley 100 y del negocio que tienen con la salud, entre otros, el grupo empresarial antioqueño que apoya a Sergio Fajardo, su anterior candidato presidencial.

Por último. Quienes aseguran no estar de acuerdo ni con Petro, ni Uribe (haciendo ver que son la misma cosa) por polarizantes, o pecan de ingenuos u obran con perverso cálculo político para pescar a los primeros.

Optar por algo distinto a lo que encarna la Colombia Humana-UP-MAIS es quedarse instalado en otra forma de polarización que incluye lo más descompuesto del uribismo y el santismo (y sus similares del pseudo-centro), por la sencilla razón de que esta idea-movimiento es la única alternativa política dentro de las tres facciones actuantes y con posibilidades, en una confrontación directa contra el neoliberalismo.

25 de julio de 2020

Adendum:

El MOIR publicó el 17 de febrero de 2009 una separata titulada “El valioso legado de la Revolución China” en el cual podemos leer:

“En el transcurso del siglo XX, al declinar el actual milenio, los mayores avances de la humanidad fueron jalonados por las revoluciones políticas que se realizaron bajo la dirección de la clase obrera. Ésta, la más joven y vigorosa de las clases sociales contemporáneas, dio inicio así a la histórica tarea de destruir lo antiguo y reaccionario, y desbrozar caminos para el advenimiento de una nueva sociedad sin explotación ni opresión”

“Dado el carácter internacional de la clase que conforman, los asalariados han podido ligar sus gestas. Así, cuando en los albores del siglo el proletariado ruso bajo la dirección de Lenin emprendió su ruta hacia el Poder y la coronó en 1917 estableciendo el Estado socialista, siempre tuvo entre sus acervos teóricos las grandes enseñanzas arrojadas por la Comuna de París, ese «tomar por asalto al cielo» que los trabajadores no lograron consolidar en 1871. Igualmente, esa Revolución Socialista de Octubre, el esplendoroso acto inaugural de la época en que se harán realidad los postulados del socialismo y se materializará el comunismo, encontró su prolongación en la Revolución China”

“Junto a su cualidad de ser en el plano internacional heredera directa de la gesta de Octubre en Rusia, la Revolución China tuvo como precursora nacional inmediata la revolución democrático-burguesa encabezada por Sun Yat-sen, que derrocó la dinastía Ching en 1911. Fue en medio del despertar antifeudal y antiimperialista como el proletariado pudo fundar en 1921 su propio partido, el Partido Comunista. Con su dirección, y con Mao Tse-tung como líder, las masas chinas recorrieron durante casi treinta años un sendero revolucionario lleno de victoriosas guerras agrarias, civiles y de resistencia contra el feudalismo, el capitalismo burocrático y el imperialismo”

“Esta revolución, la más reciente forja de un destacamento de la clase obrera mundial, atesora los mayores y más avanzados desarrollos económicos, políticos e ideológicos alcanzados hasta hoy por el proletariado”

¿Es posible que los militantes del MOIR (ahora de “centro”) hayan “olvidado” las enseñanzas de Mao, en particular sobre la Ley de la Contradicción?

En Agosto de 1937 Mao, líder histórico de la Revolución China escribió:

“A lo largo de la historia del conocimiento humano, siempre han existido dos concepciones acerca de las leyes del desarrollo del universo: la concepción metafísica y la concepción dialéctica, que constituyen dos concepciones del mundo opuestas. Lenin dice:

    "Las dos concepciones fundamentales (¿o las dos posibles? ¿o las dos que se observan en la historia?) del desarrollo (evolución) son: el desarrollo como disminución y aumento, como repetición, y el desarrollo como unidad de los contrarios (la división del todo único en dos contrarios mutuamente excluyentes y su relación recíproca)."

“Lenin se refiere aquí precisamente a estas dos diferentes concepciones del mundo” y agrega:

“Engels explicó la universalidad de la contradicción en los siguientes términos:

    "Si ya el simple cambio mecánico de lugar encierra una contradicción, tanto más la encierran las formas superiores del movimiento de la materia y muy especialmente la vida orgánica y su desarrollo. [. . .] la vida consiste precisamente, ante todo, en que un ser es en cada instante el mismo y a la vez otro. La vida, pues, es también una contradicción que, presente en las cosas y los procesos mismos, se está planteando y resolviendo incesantemente; al cesar la contradicción, cesa la vida y sobreviene la muerte"

    "[. . .] una de las bases fundamentales de las matemáticas superiores es precisamente la contradicción [. . .].

    "Pero ya en las matemáticas inferiores hormiguean las contradicciones." [tomado del “Anti  Anti-Dühring” título abreviado de una obra clásica de la filosofía marxista escrita por Federico Engels]

“A su vez, Lenin ilustró la universalidad de la contradicción como sigue:

    "En matemáticas: + y -. Diferencial e integral.
    En mecánica: acción y reacción.
    En física: electricidad positiva y negativa.

    En química: combinación y disociación de los átomos.
    En ciencias sociales: lucha de clases."[tomado de: “En torno a la cuestión de la dialéctica” de V.I.Lenin]

Y continúa:

“Toda diferencia entre los conceptos de los hombres debe ser considerada como reflejo de las contradicciones objetivas. El reflejo de las contradicciones objetivas en el pensamiento subjetivo forma el movimiento contradictorio de los conceptos, impulsa el desarrollo del pensamiento y va resolviendo sin cesar los problemas planteados al pensamiento humano”

“La contradicción existe universalmente, en todos los procesos, tanto en las formas simples del movimiento como en las complejas, tanto en los fenómenos objetivos como en los fenómenos del pensamiento” (…)

“Trabajadores y capitalistas han estado en contradicción desde el nacimiento mismo de estas dos clases, sólo que la contradicción no se agudizó al comienzo”

“El problema de la lucha de los contrarios incluye la cuestión de qué es antagonismo. Nuestra respuesta es que el antagonismo constituye una forma, pero no la única, de la lucha de los contrarios”

“En la historia de la humanidad existe el antagonismo de clase, que es una manifestación particular de la lucha de los contrarios. Veamos la contradicción entre la clase explotadora y la clase explotada. En una misma sociedad, sea la esclavista, la feudal o la capitalista, estas dos clases contradictorias coexisten por largo tiempo y luchan entre sí; pero sólo al alcanzar cierta etapa en su desarrollo, la contradicción entre las dos clases adopta la forma de antagonismo abierto y se convierte en revolución”

“Los comunistas deben denunciar la engañosa propaganda de los reaccionarios, quienes afirman, entre otras cosas, que la revolución social es innecesaria e imposible; deben perseverar firmemente en la teoría marxista-leninista de la revolución social y ayudar al Pueblo a comprender que la revolución no sólo es absolutamente necesaria, sino también enteramente posible, y que esta verdad científica ha sido confirmada ya por toda la historia de la humanidad”

Y concluye:
“La ley de la contradicción en las cosas, esto es, la ley de la unidad de los contrarios, es la ley fundamental de la naturaleza y la sociedad y, por consiguiente, también la ley fundamental del pensamiento. Esta ley se opone a la concepción metafísica del mundo”.

“Su descubrimiento representó una gran revolución en la historia del conocimiento humano. Según el materialismo dialéctico, la contradicción existe en todos los procesos de las cosas objetivas y del pensamiento subjetivo, y los recorre desde el comienzo hasta el fin”.

Hoy en Colombia la contradicción política entre el Uribismo y Colombia Humana - UP – MAIS es el reflejo de la contradicción objetiva entre las clases dominantes (burguesía y terratenientes) y la clase obrera y el campesinado, es la contradicción entre la vieja, corrupta, narcotraficante y proimperialista clase dominante, que se niega a dejar el poder y la nueva Colombia que lucha por nacer.

(*) Tomado de: cuartodehora.com / prueba.moir.org.co / www.marxists.org