Salud
Typography

(Extractos) Lo único que está funcionando en Colombia durante esta pandemia de Coronavirus es la corrupción y el miedo generalizados. El panorama es atroz, con un sistema de salud pública politizado, podrido, desmantelado y en permanente colapso desde antes de esta emergencia, con los enfermos más pobres regados por los suelos de los hospitales y gimiendo de todo tipo de males (…)



El recurso inveterado de echar el ejército y la policía a dar plomo en las calles para solucionar cualquier problema esta vez no servirá de nada: no hay garrotazo, granada de fragmentación ni fusil que puedan poner en retirada la epidemia. El batallón Guardia Presidencial no tiene cómo impedir el ingreso al Palacio del agente microscópico venenoso y es probable que pronto se cargue a Duque, lo cual tampoco solucionará nada.

El alto gobierno solamente ha visto en esta emergencia (como en todas las anteriores de la historia nuestra) una gran oportunidad para desfalcar todavía más al país.

Por ejemplo, las partidas extraordinarias que vienen son principalmente para los bancos y los suministros y servicios urgentes están pasando, como siempre, a las manos y los bolsillos de los corruptos.

A los médicos y paramédicos que enfrentan la tragedia en la primera línea de contención les están rebajando los sueldos y les niegan el suministro mínimo (para protegerse) de tapabocas y guantes. Todo se reduce a recomendarle al país que se encierre y se lave bien las manos (…)

Adendum:
La Federación Médica Colombiana, señaló ayer, 10 de julio, que “reconoce la importancia en la adquisición de respiradores para la atención de pacientes críticos de COVID-19. Sin embargo, alerta al Gobierno Nacional y a las entidades prestadoras de salud, que no es suficiente con poseer equipos de respiración artificial para atender la pandemia”

“La adquisición de respiradores de por sí no soluciona el problema de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), en el país. Además de adquirir los equipos, éstos deben ser instalados y adecuados a las condiciones de cada UCI. Adicional a esto, debe entrenarse al personal médico que operará los respiradores ya que muchos de ellos no conocen a fondo su funcionamiento”

“Es necesario que el gobierno y demás organismos estatales evalúen no solo el estado de los equipos y su distribución en las distintas UCIs sino que se diseñe un plan de contingencia. Este plan debe proveer a las instituciones de salud de los protocolos y necesidades básicas para dar el uso adecuado a estos equipos de respiración. Además, debe determinar qué UCIs tienen carencias, para así suplirlas y atender de manera eficaz a los pacientes de alto riesgo”

“Si a esto le sumamos la escasez de Unidades de Cuidado Intensivo en el país, nos  vemos enfrentados a una profunda crisis que puede ocasionar una catástrofe sanitaria sin precedentes”

“Por eso seguimos considerando que la prevención, el autocuidado y el aislamiento preventivo son las herramientas más eficaces para controlar la pandemia y evitar al máximo el desbordamiento en las UCIs. Hasta que el país no supere las 50.000 pruebas diagnósticas diarias que requiere para conocer con exactitud el nivel de propagación del virus, no podremos proyectar el grado de impacto real de la pandemia ni sabremos con exactitud cuántas UCI son necesarias”

“Para finalizar la FMC reitera la necesidad urgente de crear políticas claras y protocolos que den uso efectivo a estos valiosos equipos de respiración. Solo haciendo diagnóstico y evaluación del estado de las Unidades de Cuidado Intensivo se podrá atender esta crisis sanitaria”

10 de julio de 2020

Tomado de unpasquin.com y federacionmedicacolombiana.com