ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici brazzers bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

DDHH
Typography

(Extractos) "Golpes sobre los genitales, era desnudado y permanecía todo el tiempo esposado”, narra José Cuesta. Más testimonios sobre el batallón Charry Solano.



Cuesta recuerda cómo fue retenido durante más de una semana por miembros de ese grupo y lo sometieron a todo tipo de vejámenes (...)

También se conocen otros casos como el de Guillermo Marín y Hernando Benítez López, quien relató lo siguiente en 1979:

“Me dejaron en interiores. Luego me ponen unas lonas en cada mano y encima las esposas. Y viene entonces la colgada. Golpes terribles en los testículos e interrogatorios con las mismas preguntas. […] A cualquier momento me tiraban después de cada tormento, y de nuevo me sacaban para recomenzar. Era tal mi situación que suplicaba que me mataran de una vez”

El sargento retirado Bernardo Alfonso Garzón, quien se infiltró en el M-19 con el alias de ‘Lucas’, declaró ante la Procuraduría el 22 de enero de 1991 cómo actuaban miembros de inteligencia y contrainteligencia, con tal de conseguir información y señala a altos mandos del momento, entre ellos, al entonces coronel Iván Ramírez Quintero, investigado por desapariciones en la retoma de Palacio de Justicia.

“Esa unidad con el solo hecho de ser de inteligencia y contrainteligencia tiene personas activas, colaboradores civiles de tendencias de ultraderecha, de gente que ha sido integrantes de esa misma unidad, y que están en capacidad de fabricar cualquier cosa con el fin de desaparecer a una persona o simplemente de que aparezca muerta”, se lee en la declaración del sargento Garzón (…)

Contó cómo miembros de esta brigada habrían retenido a Irma Franco, también integrante del M-19:

“No sé cuántos días la tuvieron ahí, ni exactamente cuál será el paradero. Lo cierto es que a los pocos días de sucedidos estos hechos oí varios comentarios de que ella estaba herida en la pierna y que la habían dejado por ahí cerca y al parecer se encuentra muerta”.

Varias organizaciones de Derechos Humanos entregaron el informe “El rol de inteligencia militar en los crímenes de Estado” en donde se recogen varios casos de tortura y desaparición forzada por parte del batallón Charry Solano y la Brigada 20 del Ejército.

En septiembre de este año se conoció que la JEP le pidió al general en retiro Iván Ramirez Quintero firmar su acta de sometimiento para ingresar a esta jurisdicción. Sus víctimas esperan que allí revele toda la verdad oculta tras las torturas del batallón Charry Solano.

Addendum:

El 19 de diciembre la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas recibieron el informe "BINCI y Brigada XX: El rol de inteligencia militar en los crímenes de Estado y la construcción del enemigo interno (1977-1998)", que expone las conductas criminales llevadas a cabo por los integrantes del Batallón de Inteligencia y Contrainteligencia Brigadier General Ricardo Charry Solano (BINCI-Charry Solano) y la Brigada 20 del Ejército Nacional.

Con el documento se espera avanzar en el esclarecimiento del papel de la "inteligencia militar", en la ejecución de violaciones a Derechos Humanos (DDHH) en Colombia.

Los 90 casos recopilados por la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, la Comisión de Justicia y Paz y el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, ocurrieron de 1977 a 1998, y se refieren a acciones violentas como desaparición forzada, tortura y ejecuciones extrajudiciales.

Según el informe, el "enemigo interno" fue un «eje fundamental para la planeación y ejecución de una política de persecución y eliminación» en contra de sectores de pensamiento alternativo, oposición política o movilización social, que no estaban de acuerdo con el gobierno de turno, que con el tiempo se transformó en una estigmatización.

De acuerdo con la abogada Camila Galindo, integrante de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, en un principio las actuaciones de inteligencia militar se realizaron en el marco de la “legalidad” del Estatuto de Seguridad, posteriormente, cuando fueron derogadas, surgieron grupos fachada como La Alianza Americana Anticomunista (Triple A) o el MAS (Muerte a secuestradores) que sirvieron a los mismos intereses.

El documento también devela que alrededor de la doctrina funcionó una red de cerca de 2.000 integrantes, que contaba con civiles, inmuebles y vehículos, que se usaban para vigilar a las personas indagando sobre su vida personal, horarios, hábitos, lugar de residencia, trabajo, vínculos familiares o amistades cercanas.

Para ello se infiltraron integrantes del Ejército que posteriormente procedían a efectuar retenciones ilegales o secuestro de personas, con la intención de “obtener información” a través de métodos como la tortura, y finalmente, terminaban con una ejecución extrajudicial.

Cabe resaltar que en esas ejecuciones extrajudiciales, si bien hubo víctimas que fueron integrantes de grupos insurgentes, no se dieron en el marco de combates, sino cuando se desarrollaban otras actividades en donde eran capturados y posteriormente asesinados.

El Batallón de Inteligencia y Contrainteligencia Brigadier General Ricardo Charry Solano operó a nivel nacional en Colombia desde 1962 hasta 1985, a partir de ese momento la Brigada XX asumió sus labores y funcionó hasta que fue disuelta en 1998, producto de las múltiples denuncias de violaciones a DDHH, principalmente denunciados por organizaciones defensoras de DDHH de Estados Unidos.

Ambos grupos contaron con los medios humanos, técnicos y tecnológicos para llevar a cabo sus fines, y de acuerdo con la Comisión de Justicia y paz, se creó todo un aparato organizado del Estado que «tiene diferentes conexiones con instituciones gubernamentales o sectores civiles, para desarrollar operaciones sicológicas, de hostigamientos, desaparición o ejecución».

El informe detalló hechos tan siniestros como vehículos que tenían la función de servir de estaciones móviles, completamente equipados para torturar personas.

En el 2017, en fallo de primera instancia, el juzgado sexto especializado de Bogotá condenó a 11 años de prisión a tres integrantes del BINCI por la desaparición forzada de un militante del M-19 que logró sobrevivir a diferentes torturas y un intento de asesinato.

Igualmente la Comisión de Justicia y Paz insistió en que “a pesar de que la Brigada XX operó en la década de los noventa, en la actualidad la mentalidad que justificó ese conjunto de actuaciones en contra de la dignidad humana persiste en muchas de las expresiones de las Fuerzas Militares y policiales de Colombia”

Las organizaciones esperan que la Unidad de Búsqueda de Personas desaparecidas pueda realizar una articulación con la JEP para hacer un plan de búsqueda en los casos de desapariciones forzadas que se enuncian en el informe.

Asimismo, esperan que la Comisión de la Verdad efectúe una evaluación de la doctrina militar y acceder a manuales de inteligencia y operación, para que su conocimiento permita establecer de qué manera estos desconocieron los estándares de DDHH y del Derecho Internacional Humanitario.

La Comisión de Justicia y Paz señaló que «este informe visto en prospectiva podrá permitir valorar los efectos nocivos de operaciones de inteligencia que han generado violaciones a derechos humanos bajo marcos doctrinales de enemigos internos. Doctrinas que se han acuñado en bases culturales heredadas de dictaduras del Cono Sur».

De igual forma aseveró que «en la actualidad persiste la doctrina del enemigo interno que se manifiesta de otras formas, porque continúa la estigmatización en contra de la oposición política o el pensamiento crítico», hecho por el cual es importante que se avance en el esclarecimiento de las actuaciones violentas de esas estructuras, como medida de reparación a las víctimas y garantías de no repetición para la sociedad.

Videos relacionados:
Las torturas de inteligencia militar a exmiembros del M-19 hace 30 años
https://www.youtube.com/watch?v=Si1enNQqgh8&feature=emb_logo

Fuentes:
https://noticias.caracoltv.com/colombia/antiguo-miembro-del-m-19-recuerda-las-torturas-que-le-infligio-la-inteligencia-militar-hace-30-anos
https://www.ivoox.com/camila-galindo-integrante-coordinacion-colombia-europa-audios-mp3_rf_45775555_1.html
https://kaosenlared.net/colombia-informe-relata-el-rol-de-la-inteligencia-militar-en-los-crimenes-de-estado/